septiembre 25, 2022

Ítems fantasmas: Se devela una mega red de corrupción en Santa Cruz que involucra a cívicos y exautoridades

En Santa Cruz se develó el mayor escándalo de corrupción de la última década, la Fiscalía inició la investigación ante una denuncia por el cobro de 800 ítems fantasmas en el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz, durante la gestión de Percy Fernández; sin embargo, a medida que fue avanzado la misma se fueron incrementando los casos, llegando hasta la gestión interina de Angélica Sosa.

Lo que comenzó como un problema familiar, entre Antonio Parada Vaca y su exesposa Valeria Rodríguez, quien lo demandó por violencia patrimonial y económica, destapó lo que ahora es un mega escandaló de corrupción que causó un daño millonario a las arcas del Estado.

Se presume que en las gestiones de Percy Fernández y Angélica Sosa se crearon los “ítems fantasmas” con el propósito de desviar los recursos del Estado, beneficiar a los cívicos y opositores, además de favorecer a clanes familiares y amigos. Entre los involucrados está el actual gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, y el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo.

El 30 de noviembre, Rodríguez hizo pública una denuncia en contra de su exesposo Antonio “Tony” Parada Vaca, exdirector de Recursos Humanos del municipio cruceño por la supuesta conformación de una red delictiva para el cobro mensual de 800 ítems fantasmas.

Develó que en el entretecho de la casa que compartía con Tony Parada encontró un conjunto de documentos personales sobre apertura de cuentas bancarias, transferencias, contratos, sellos, entre otros.

Rodríguez presentó ante la Fiscalía las pruebas y adjuntó una millonaria transferencia de “Tony” de $us 1.200.000 a Estados Unidos (EEUU), cuando su salario como director de Recursos Humanos no superaba los Bs 11.000, mensualmente.

“Eran como 800 ítems fantasmas sólo de él (Antonio Parada); él, como director, se guardaba el dinero con tres personas más (…), como director con un sueldo de 11.000 (bolivianos), que es imposible decir que pueda tener las 18 movilidades que tiene, los cinco inmuebles que tiene, más los terrenos y todo lo que se ha encontrado. Los bienes en Estados Unidos, son mansiones de lujo y se lo hemos puesto en bandeja de oro a la Fiscalía, porque yo no voy a ser cómplice de una red de maleantes tan grande”, denunciaba Valeria Rodríguez a los medios de comunicación en Santa Cruz.

Represalias de Camacho

Valeria fungía como ejecutiva de la gobernación cruceña, tras hacerse pública esta denuncia, la institución comandada por Camacho pidió su renuncia, por lo que ella sufrió una descompensación en su salud y fue hospitalizada.

“Me hablaron de la Gobernación, me han estado buscando desde el lunes con mi carta de renuncia hecha para que la firme y por ahí creí que gente que nunca me daría la espalda, ahora me la está dando”, indicó a Bolivia Tv desde la cama de un centro hospitalario.

El 3 de diciembre, la Fiscalía General del Estado inició una investigación de oficio y envió una comisión especial de fiscales desde la ciudad de Sucre a Santa Cruz, para realizar una inspección y supervisar las investigaciones en el caso.

La investigación inicial fue contra Parada Vaca, principal implicado por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado.

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, señaló que ningún caso de corrupción quedará en la impunidad, por lo que a través del Viceministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción se constituyó en parte querellante.

Calvo arregló el ingreso de Parada al municipio cruceño

El 6 de diciembre, Parada, el principal sindicado, develó que el actual presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, durante su gestión interina en el municipio cruceño, fue quien lo contrató por influencia de su exsuegra, Romy Paz, quien era concejal.

“Mi memorándum de ingreso es del 20 de mayo de 2004, lo firma el doctor Rómulo Calvo que ejercía como alcalde interino; en ese entonces mi exsuegra (Romy Paz) era concejal municipal, admito que ella me dio una mano”, develó en una entrevista con el portal Detrás de la Verdad.

Parada trabajó en el municipio cruceño durante 16 años y poco a poco fue ocupando cargos jerárquicos en la alcaldía.

La comisión de fiscales en Santa Cruz empezó a investigar a su entorno, entre ellos a Javier Carrasco, Javier Cedeño y Julio Cesar Herbas.

El Ministerio Público emitió una orden de aprehensión en contra de Antonio y su hermano Guillermo Parada Vaca, horas después se conoció que Tony había salido del país.

Aprehendidos en las investigaciones

A medida que avanzaron las investigaciones se fue develando que en el municipio cruceño se estructuró una red de corrupción y que Parada Vaca solo es “la punta de un iceberg” de años de corrupción.

El director de Asuntos Jurídicos de la Alcaldía, Ever Mérida, calculó que cada año, por los ítems fantasmas, se produjo un daño de al menos Bs 48 millones.

Julio Cesar Herbas, exasesor de Contrataciones del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz, quien trabajó con Parada, fue aprehendido e imputado. El exfuncionario aceptó que llevó a personas para que se contactarán con Parada, pero indicó que lo hacía bajo amenazas.

Asimismo, su esposa Mery Balcázar se vio involucrada en la red de corrupción porque se presume que habría tenido una participación en la creación de cuentas bancarias para los ítems fantasmas y la distribución de tarjetas.

La comisión de fiscales presentó las pruebas en contra de ese exfuncionario ante el juez cautelar por los presuntos delitos de conducta antieconómica, legitimación de ganancias ilícitas y contratos lesivos al Estado. Por este motivo, el 12 de diciembre fue enviado con detención preventiva por el lapso de seis meses al penal de Palmasola.

Según la declaración de testigos, Herbas era el encargado de “reclutar” gente para que ingrese al municipio cruceño, sin cumplir funciones y recibiendo un porcentaje del salario.

El segundo aprehendido en el caso es el funcionario Javier Cedeño, quien en su declaración ante el juez reveló vínculos de la exalcaldesa Sosa y su esposo, acusándola de organizar la presunta red de corrupción.

Además, detalló que los ítems fantasmas no solo fueron para la campaña política, sino que también llegaron a beneficiar a dirigentes de algunas organizaciones vecinales.

“El POA lo aprueba el Concejo Municipal, pero ¿quién da la bendición? Es el Comité de Vigilancia, que son los representantes vecinales de los 15 distritos, estos 15 eran personas que no marcaban y figuraban como funcionarios, ellos ganaban hasta Bs 15.000; en algunos casos eran los dirigentes o eran sus familiares”, indicó Cedeño.

Tras su audiencia fue enviado a Palmasola, también por seis meses.

La tercera aprehendida en el marco de las investigaciones fue Sosa, quien fue involucrada por los aprehendidos. Durante su declaración, a su vez, involucró a Jhonny Fernández, actual alcalde de Santa Cruz, por un presunto acuerdo de gobernabilidad entre Unidad Cívica Solidaridad (UCS) con el alcalde Percy Fernández a cambio de 600 ítems.

La comisión de fiscales argumentó los probables riesgos de fuga y la probable obstaculización de Sosa en el proceso de las investigaciones, por lo que, tras su audiencia de medidas cautelares, el juez determinó que sea detenida de manera preventiva por el lapso de 180 días, en el penal de Palmasola, por su presunta participación en la creación de ítems fantasmas.

Antonio y su hermano Guillermo Parada, prófugos de la justicia, están en Curumba (Brasil) donde solicitaron refugio y argumentaron que son perseguidos políticos. En tanto, el Gobierno nacional solicitó a la Interpol que active el sello azul para dar con su ubicación.

Logias cruceñas en búsqueda de poder

El analista político y exministro Reymi Ferreira explicó que este caso demuestra la existencia de vínculos, no solamente en el municipio, sino en la Gobernación de Santa Cruz, en algunas cooperativas cruceñas, con grupos de poder y logias que pretenden tapar la corrupción con la bandera del cruceñismo.

“Hay, además, una vinculación con la gobernación, posiblemente con la cooperativa, inclusive, repito, con operadores de justicia, que tienen que ver en el tema de la alcaldía”, dijo.

Según el especialista, y por las pruebas que existen en los diferentes medios de comunicación, se presume que parte del dinero de los ítems fantasmas fue destinado a pagar las movilizaciones de los 21 días en la crisis social de 2019, cuando el municipio apoyó las movilizaciones con ollas comunes.

“En las movilizaciones de noviembre de 2019 (…) la Alcaldía financió ollas comunes, equipo logístico, movilización. Si lo hizo institucionalmente, me parece que es incorrecto porque los fondos públicos municipales no son para eso y si hubiese sido de forma subterránea, posiblemente sea explicado”, sostuvo.

Asimismo, el analista cruceño Ernesto Salvatierra consideró que detrás de esa “red de corrupción” están involucrados los opositores que pertenecen al partido de Creemos y los operadores políticos que están en el Comité Cívico Pro Santa Cruz, ahora dirigido por Calvo.

“Tanta gente trabajando, ¿de dónde (sacaron) plata para la campaña si el partido (Creemos) era nuevo? Tanto hablan de Santa Cruz, que nos roban desde el centralismo, entonces ellos querían un centralismo para robar desde acá, no le tuvieron pena a la gente”, reprochó.

Lamentó que los asambleístas y representantes cruceños de oposición no se pronuncien ante los presuntos hechos de corrupción. Indicó que la población está muy molesta al descubrir que fue utilizada por grupos de élite que solo desean el poder.

“Con razón nos encerraron por nueve días este año, para defender todo este tema de ganancias mal habidas, robándole al pueblo, mintiéndole a la gente a título de defensa de Santa Cruz. Ahora, ¿por qué no hay cabildos para defender la plata? La gente está cabreada, los utilizaron y les robaron. Al igual que en 2019, los utilizaron para tumbar a un Gobierno constitucional y meter una pandilla de delincuentes que lo único que hicieron fue robar”, reclamó el analista.

Según Salvatierra, se estima que en la campaña se utilizó alrededor de $us 8 millones para las caravanas que movilizó el partido de Camacho, tanto para las elecciones nacionales como subnacionales.

Según la declaración de testigos protegidos por la Fiscalía, señalaron que parte del dinero de los ítems fantasmas habría sido para costear la campaña política de la alianza entre Angélica Sosa a la Alcaldía y candidatos a diputados de Camacho, según un documento al que tuvo acceso Bolivia Tv.

Tras las investigaciones de los fiscales, día a día van saliendo nuevos hechos irregulares como ser 1.205 “contratos fantasmas” durante la gestión interina de Sosa, que fueron detectados por la administración de Jhonny Fernández; dicha denuncia fue admitida y será investigada.

La comisión de fiscales también investiga la presunta creación de 47 ítems fantasmas en la alcaldía de Warnes.

Se detectó que en la gestión 2020, Antonio Parada Vaca también trabajó en la Caja Nacional de Salud (CNS), filial La Paz, donde se detectaron “contratos fantasmas”. La investigación fue abierta por los delitos de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, falsedad ideológica, asociación delictuosa y enriquecimiento ilícito.

Hasta la fecha se tiene a 10 personas sindicadas, entre funcionarios y exfuncionarios, y cuatro personas fueron enviadas con detención preventiva por seis meses, en tanto se investiga esta red.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario