mayo 18, 2022

Exsecretario de la CIDH: Áñez aceptó ser parte de una conspiración para usurpar el poder en Bolivia

El exsecretario ejecutivo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, sostuvo este miércoles que la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, aceptó en 2019 ser parte de la conspiración para romper el orden constitucional y usurpar el poder en Bolivia, y que la respuesta institucional ante este hecho es el proceso que se instauró en su contra.

“La señora (Jeanine) Áñez aceptó ser parte de una conspiración para usurpar el poder en Bolivia y cuando hay un atentado en contra de la democracia, las respuestas institucionales deben ser la más fuertes, porque la democracia es la base para la afirmación de los derechos humanos, de las libertades públicas para las personas, es la posibilidad de construir un desarrollo social, donde todas las personas son iguales ante la ley”, manifestó en entrevista con Bolivia TV.

Mencionó que en otros países, en los que se ejecutaron atentados contra su democracia, los responsables también están siendo procesados desde sus sistemas de justicia para sancionar la violación a su Constitución.

“Estados Unidos, debido a lo que ha pasado el 6 de enero, hoy también la justicia de ese país avanza en la identificación de los responsables por los ataques al congreso americano. Así que Bolivia hoy va a hacer su respuesta institucional, su rendición de cuentas por medio de su sistema de justicia, también es parte de ese ejemplo hacia la no repetición de estos hechos”, indicó.

Recordó que la CIDH, en su momento, presentó los indicios suficientes de las irregularidades en el autonombramiento de Áñez y de las graves violaciones a los derechos humanos cometidos días posteriores, hechos que fueron corroborados en el informe del Grupo Independiente de Expertos Internacionales (GIEI).

“La lucha contra los atentados a la democracia también va de la mano de la lucha por los derechos humanos. Sin ese atentado a la democracia, no habría las masacres, no habría las consecuentes violaciones a los derechos humanos que fueron documentadas por el GIEI, por la Comisión Interamericana y que caracteriza graves violaciones a los derechos humanos”, señaló.

En este contexto, mencionó que la oposición política ahora pretende buscar impunidad, negar los hechos y descalificar la labor de los organismos internacionales.

“Son estrategias orientadas hacia la impunidad, el intento de negar los hechos descaracterizar, descalificar la labor del sistema internacional de protección a los derechos humanos, eso ha estado en la raíz, en el origen de la postura de gobierno de Áñez, recordarán que ellos promovieron una campaña pública para desprestigiar el informe de la comisión interamericana. A su vez, los propios pronunciamientos que hicieron en contra del actual relator que hoy visita Bolivia, atacándolo”, resaltó.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario