mayo 19, 2022

Bolivia celebra hoy el Martes de Ch’alla para agradecer a la Pachamama

Con el característico sonido de los cohetillos al reventar y de los confites deslizándose sobre los techos de las casas y vehículos, así despiertan los bolivianos en el Martes de Ch’alla, una tradición para agradecer a la Pachamama (Madre Tierra) por todo lo recibido durante el año.

Desde las primeras horas del martes de Carnaval, las familias adornan sus casas o bienes adquiridos —vehículos, negocios y otros— con serpentinas, globos, flores, frutas y banderines de múltiples colores para alegrarse con la Madre Tierra.

Acto seguido, se procede a la ofrenda a la Pachamama con una k’oa, en la que se ofrece una mesa dulce o blanca, que es consumida por el fuego, el humo que desprende se apodera del ambiente. Mientras tanto llueven flores y confites por todo el lugar elegido para ch’allar, que son esparcidos sin mesura.

“El cohetillo es parte fundamental de la ch’alla, siempre se hace reventar para ahuyentar a los malos espíritus y las malas vibras”, indica una comerciante de la calle Illampu, de la ciudad de La Paz.

Añade que tampoco debe faltar en la k’oa las 12 hojas de coca, bebida dulce, otros colocan canela, clavo de olor o anís para que no lleguen las maldiciones.

“Aquí está el vino, el alcohol y las flores que representan cómo debes trabajar no solamente en tu hogar, sino en tu negocio; uno tiene que estar de la mejor manera con el cliente y con los compañeros de trabajo”, expresó un taxista en la Terminal de Buses de La Paz.

“Hay baile y música, pero como estamos en la situación de pandemia, nosotros respetamos y después de servirnos unos platitos, todos nos retiraremos”, dijo su compañero.

Así, las actividades del Carnaval boliviano se extenderán hasta el Domingo de Tentación, que en el caso de La Paz concluye con el entierro del Pepino.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario