mayo 17, 2022

Juicio contra exministro boliviano en EEUU comenzará el 23 de mayo

LA PAZ (Sputnik) — El juicio en Estados Unidos contra el exministro boliviano Arturo Murillo, en un caso de corrupción y lavado de dinero, comenzará el 23 de mayo, justo al cumplirse un año de detención de la exautoridad, anunció el procurador general de Bolivia, Wilfredo Chávez.

«El 23 de mayo está confirmada la fecha de inicio de juicio ante jurado del señor Arturo Murillo Prijic, allá en Miami; no ha existido al momento otra información de que pueda diferirse el proceso», dijo Chávez a reporteros.

Murillo, exministro de Gobierno de la presidenta transitoria Jeanine Áñez (2019-2020), está acusado de dirigir una red que a fines de 2019 se apropió de al menos 2,4 millones de dólares en una compra de materiales antidisturbios para la policía boliviana, dinero que luego llegó a bancos estadounidenses.

Otros cuatro detenidos e imputados en el mismo caso se declararon culpables, pero Murillo mantuvo su alegato de inocencia mientras lograba sucesivos aplazamientos de su juicio, según medios locales.

El exministro irá a juicio «en condiciones muy contrarias a su pretensión, en la medida en que cuatro de los cinco coimputados ya se han declarado culpables y ellos han indicado con precisión los ilícitos que se han cometido a la cabeza del señor Murillo», dijo Chávez.

Destacó que el inicio del juicio coincidirá con la fecha en que se cumplirá un año de detención de la exautoridad, quien huyó de Bolivia al concluir la gestión transitoria de Áñez.

Chávez añadió que la Procuraduría General de Bolivia espera que Murillo sea condenado en Estados Unidos y cumpla pena de «varios años» de cárcel, para después ser juzgado en Bolivia por otros delitos derivados del mismo caso de materiales policiales antidisturbios.

Otro exministro de Áñez, el de Defensa, Luis Fernando López, identificado también por la justicia estadounidense como parte del grupo liderado por Murillo, está refugiado en Brasil, según medios bolivianos.

La Fiscalía General de Bolivia ha acusado a ambos exministros de incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, al margen de procesos en los que están acusados junto con la expresidenta Áñez, incluido uno por masacres y violaciones de derechos humanos.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario