mayo 16, 2022

Gobierno y COB fijan aumento de 3% para el haber básico y 4% al mínimo nacional

Luego de varias horas de negociaciones, lideradas por el presidente Luis Arce, la Central Obrera Boliviana (COB) y el Gobierno Nacional acordaron fijar el incremento del tres por ciento al haber básico y cuatro por ciento al Salario Mínimo Nacional (SMN) para la gestión 2022.

El incremento al mínimo nacional solo se aplicará a los sectores de salud y educación en el sector público.

El aumento fue anunciado en una conferencia de prensa, brindada por el presidente Arce y el comité ejecutivo nacional de la COB.

“Se ha acordado que el incremento del haber básico para esta gestión 2022 sea del 3 por ciento y del incremento del salario mínimo nacional sea del 4 por ciento”, destacó.

La mesa de trabajo para alcanzar un acuerdo se instaló el pasado lunes 25 de abril. La propuesta planteada por la COB contemplaba el aumento de un 7 por ciento al haber básico y un 10% por ciento al salario mínimo nacional.

El Jefe de Estado destacó que el aumento fijado para la gestión 2022 es “responsable” y aseguró que el Gobierno continuará trabajando junto al ente cobista para continuar con la atención de sus demandas.

“Estamos muy conscientes de que estas negociaciones son arduas y duras, pero siempre terminan en acuerdos positivos para todos. Hay que reconocer la madurez de los dirigentes de la COB”, destacó Arce.

La reunión con el Presidente se instaló a las 17.00 de ayer, en los ambientes de la Casa Grande del Pueblo y se prolongó hasta las 21:30 horas. En el encuentro, el Gobierno explicó la situación económica del país.

“Nuestro Ministro de Economía (Marcelo Montenegro) fue bastante explícito en varias sesiones que ha tenido con la COB donde explicó los avances, las medidas y los logros en materia económica”, enfatizó.

“El incremento del 3 por ciento al haber básico se aplica solo al sector público de salud y educación, únicamente estos sectores percibirán estos incrementos y no así los demás sectores del Gobierno central. Las gobernaciones, municipios y universidades también lo harán en función a sus posibilidades”, precisó anoche el ministro de Economía, Marcelo Montenegro en una entrevista con el canal estatal Bolivia TV.


Dijo que esa decisión responde a que ambos sectores son el grueso de los trabajadores del sector público y que son claves para la recuperación económica, por el tema de la pandemia del COVID-19 y por recuperar el derecho a la educación.

Por su parte, el secretario ejecutivo del ente matriz de los trabajadores, Juan Carlos Huarachi, recordó que, aunque en 2020 no hubo un aumento salarial, producto del golpe de Estado de 2019 y la pandemia del Covid-19, en 2021, se fue planteando el pliego petitorio donde los trabajadores renunciaron al incremento al haber básico, pero no a un incremento al salario mínimo que fue del 2 por ciento.

“Nuestra demanda es social no técnica que tiene una realidad grande con lo vivido en los últimos años y la base para las negociaciones con el Gobierno nacional siempre será lo vivido en 2019 y el 2020, que será la capa para que los trabajadores representados por mineros, fabriles, constructores, obreros, clase media, campesinos y todos los sectores trabajemos por el bien común de un pueblo”, señaló.

Huarachi ratificó su compromiso de seguir trabajando para garantizar la estabilidad política del Gobierno.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario