agosto 9, 2022

Invocan en Perú negativa de presidente a declarar, para destituirlo

Lima-. La negativa del presidente de Perú, Pedro Castillo, a ser interrogado por una comisión parlamentaria investigadora asomó hoy como una oportunidad de la oposición de lograr su principal objetivo de vacar (destituir) al mandatario.

La posibilidad fue planteada por el jurista Omar Cairo, quien indicó que un artículo de la constitución establece que es obligatorio acatar, sin excepciones, una convocatoria del Congreso de la República a declarar sobre cualquier tema que plantee, pese a sus inmunidades como jefe de Estado.

El letrado sostiene que incumplir esa obligación, como afirma Castillo, configura una infracción constitucional que amerita una sanción por el Congreso, de suspensión temporal o inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos hasta por 10 años.

Según Cairo, la ruta es mejor que la vacancia por permanente incapacidad moral, que la constitución prevé y que “nadie sabe qué es”, dijo, sin mencionar que suspender o inhabilitar a Castillo no requiere de una mayoría de dos tercios como la vacancia.

La idea fue lanzada en medio de copiosas críticas y ataques opositores al presidente por cancelar la declaración ayer, poco antes de la hora a la que había citado a la Comisión de Fiscalización del Congreso para ser interrogado en el palacio de gobierno.

Los calificativos van desde acusarlo de mentir y ofender al Parlamento hasta incumplir sus compromisos y confirmar las sospechas de que su silencio confirmaría que es culpable de la corrupción que se le imputa, así como merecedor de ser cesado.

El presidente de la Comisión de Constitución, Héctor Ventura, dijo sobre la idea de Cairo que su grupo legislativo presentará su informe el jueves próximo y el pleno congresal decidirá qué hacer.

“Todo abona para la vacancia”, dijo a su vez el congresista de extrema derecha Jorge Montoya, de participación estelar en las acciones para impedir que Castillo asuma la presidencia e impulsar después su vacancia, que ha fracasado dos veces por falta de votos.

Castillo desistio por consejo de su abogado, Benji Espinoza, quien alegó que la comisión, que congrega a una mayoría de detractores del mandatario, carece de imparcialidad, ha culpado anticipadamente al gobernante y solo quería montar “un circo” interrogándolo.

Las bancadas progresistas sostienen que las fuerzas conservadoras que controlan el Parlamento pretenden defenestrar a Castillo para hacerse de todo el poder, pues usan al mismo tiempo ese poder para copar posiciones en todos los organismos del Estado y limitar las facultades presidenciales.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario