agosto 17, 2022

Bolivia rechaza datos de informe antidrogas de EEUU

BOLIVIA (Sputnik) — El Gobierno boliviano rechazó el informe antidrogas de Estados Unidos 2021, que afirma que los cultivos de hoja de coca bajaron durante la administración de Jeanine Áñez (2019-2020) para luego aumentar en el regreso de la izquierda al poder, y dijo además que contradice un reporte de una agencia de la ONU sobre el tema.

«Falta completamente a la verdad, a la realidad nacional, y contradice al informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito [UNODC por sus siglas en inglés], por tanto, el informe de los Estados Unidos solo busca mentir al pueblo boliviano (…), en pocas palabras, calificamos el informe como político, unilateral y con una metodología débil», dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en conferencia de prensa.

El informe emitido el 14 de julio por la Casa Blanca señaló que en la gestión de la expresidenta de facto Jeanine Áñez (2019-2020) los cultivos de hoja de coca en el país descendieron de 42.180 hectáreas a 39.400, mientras que en 2021, en la presidencia de Luis Arce, subieron hasta 39.700 hectáreas.

En su criterio, el Gobierno del país norteamericano intenta mantener su control geopolítico de América Latina con la denominada «guerra contra las drogas».

Del Castillo cuestionó los datos diciendo que la UNODC informó en agosto de 2021 que en el Gobierno de Añez apenas se erradicaron 1.700 hectáreas y que la superficie cultivada de coca en 2020 se incrementó a 29.400 hectáreas desde las 25.500 del año previo.

El funcionario aseguró que se alcanzó una cifra récord en 2021 con 9.457 hectáreas erradicadas.

Bolivia es el tercer productor mundial de hoja de coca después de Perú y Colombia.

La hoja es comercializada legalmente por los bolivianos para el masticado con el objetivo de combatir el cansancio y, en el mercado ilegal, es usada para la elaboración de pasta base de cocaína.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario