febrero 20, 2024

Culto a la personalidad de Fidel a Evo

Por Adolfo Mena Gonzales -.


Ignacio Ramonet le preguntó en 2006 a Fidel Castro: “¿Usted cree que el relevo se puede pasar sin problema, ya? “. Fidel le respondió: “de inmediato no habría ningún tipo de problema, y después tampoco. Porque la Revolución no se basa en ideas caudillistas, ni en culto a la personalidad. No se concibe en el socialismo a un caudillo, no se concibe tampoco un caudillo en una sociedad moderna, donde la gente haga las cosas únicamente porque tiene confianza ciega en el jefe o porque el jefe se lo pide. La Revolución se basa en principios. Y las ideas que nosotros defendemos son, hace ya tiempo, las ideas de todo el pueblo”.

Bajo esta premisa, y el ejemplo ético de haber logrado ser la resistencia antiimperialista y sus diversas medidas de coerción –desde intentos por asesinarlo hasta el bloqueo económico–, el compañero Fidel Castro dio una clara línea referente a la continuidad del proyecto político y sobre todo de la Revolución.

Siendo Fidel el ícono de lo que es sobrellevar las adversidades en un período especial, intentos de asesinato, bloqueos criminales y una serie de medidas que intentaron desde hace muchos años para derrocarlo, es inevitable tomar las palabras del Comandante como ejemplo no solo para Bolivia, sino para todos los proyectos progresistas.

Esto nos lleva de a preguntarnos sobre la realidad nacional y los bloqueos impuestos por un sector afín a Evo Morales que actualmente coinciden en discurso y acciones con la derecha más reaccionaria (tienen una agenda firmada con la oposición, la misma que les hizo un golpe de Estado y mató a compañeros).

La Justicia es un tema pendiente desde antes de Evo Morales y obviamente colocada en la agenda muchas veces sin ningún avance en su mejoría (con y sin Evo). Por tanto, lo relativo a plantear la no prorroga de magistrados –por el simple hecho que no les gustó la sentencia que establecía que la re postulación no es un derecho humano– es hasta irónico ya que el reclamar que no debe nadie prorrogarse en el poder va un poco en contra al referéndum que dijo “no” a la repostulación para no prorrogar a una persona en el poder, aun cuando, luego, se procedió a repostular nuevamente a Evo.

Más allá que sea la narrativa de la derecha de aquel entonces, y siendo “férreos defensores” de la democracia, estos compañeros que bloquean ahora plantean movilizaciones para permitir que Evo sea nuevamente candidato, cuando los antecedentes dicen que no debería serlo.

Retomando lo de Fidel, que es un llamamiento a esos compañeros que ciegamente siguen a unos cuantos que “le han hecho creer” a Evo Morales que puede salir victorioso en una contienda electoral en el 2025, en anteriores columnas mencionamos las cifras, los hechos y la realidad sobre la imagen de Evo, que está más que gastada.

Es así que debemos reflexionar en lo que comandante Fidel decía y que no se trabajó esos 14 años del Proceso de Cambio con Evo: “la Revolución no se basa en ideas caudillistas, ni en culto a la personalidad. No se concibe en el socialismo a un caudillo, no se concibe tampoco un caudillo en una sociedad moderna, donde la gente haga las cosas únicamente porque tiene confianza ciega en el jefe o porque el jefe se lo pide.”

Hasta en el retiro hay que ser dignos, sin desgastar la imagen de líder icónico que se tenía. Esta moraleja en la actualidad debe ser mecanismo de reflexión para esos compañeros que no impulsan una consigna “democrática”, sino una idea de posible postulación de Evo en coyunturas que no son las de 2005.

Hoy, más que nunca, la gran mayoría que votó en 2020 para el retorno de la democracia pide que se respete el voto hasta cumplir el mandato estipulado por ley, sin erosionar al Gobierno electo por mayorías, que con hechos ha demostrado que continúa con la misma esencia de su proyecto antiimperialista, anticolonial y en favor de las mayorías.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario