octubre 28, 2020

Obama amenaza a Cuba con que habrá consecuencias si no realiza «cambios»

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, arremetió este lunes contra las autoridades cubanas y les advirtió que de no tomar una decisión en lo que consideró “derecho a la libertad” hará todo lo posible “para tratar de quebrantar esa historia”.

“Los cubanos tienen el mismo derecho a la libertad que todos en este hemisferio, si no lo hacen haré todo lo posible para tratar de quebrantar esta historia (…) las autoridades cubanas tiene que tomar una decisión porque el pueblo de Cuba lo merece ”, precisó Obama durante su Discurso a las Américas en la capital chilena durante su gira por América Latina.

Señaló que “hemos hecho todo lo posible para que los cubanos visiten a su familia en Cuba y ofrecer más independencia de las autoridades”.

Asimismo, indicó que la inmigración fortalece a Estados Unidos (EE.UU.) y calificó a la nación norteamericana como “un país de inmigrantes”.

Obama, que afirmó que la reforma a las leyes de inmigración sería una de sus grandes prioridades para su primer año en la presidencia y que todavía no ha cumplido, aseguró haber hablado siempre en contra del “sentimiento antimigratorio”, sin embargo se contradijo al expresar que “nuestro país es de leyes y no voy a quebrantar nuestro sistema de inmigración”

Manifestó que trabajará con los países de América Latina para “que construyan su propia capacidad y no vayan a EE.UU”.

El Premio Nobel de la Paz destacó que en Latinoamericana existen “líderes” que se aferran en la “ideología hueca” y que quiere silenciar a su oposición.

Por otra parte, el mandatario estadounidense dijo que los habitantes de las Américas han probado que nada sustituye a la democracia por lo que tenemos la obligación de defender “lo que se ha ganado».

Comunicó que cada nación seguirá su propio camino, y ninguna “debería imponer su voluntad a otros».

Agregó que “no hay un modelo para las transiciones democráticas, pero las transiciones exitosas tienen ciertos ingredientes”.

En 1962, Estados Unidos firmó oficialmente un bloqueo contra Cuba, bajo la premisa de que a las tropas de la Revolución había que matarlas de hambre.

El bloqueo impide que la isla caribeña no pueda exportar ningún producto al país norteamericano, ni importar de ese país mercancía alguna; tampoco puede recibir turismo de esa nación ni utilizar el dólar en sus transacciones con el exterior.

Cuba además no tiene acceso a créditos, ni puede realizar operaciones con instituciones financieras multilaterales, regionales o de Estados Unidos.

También a sus barcos y aeronaves se les impide tocar territorio estadounidense.

Esta política, ha sido aplicada por las administraciones estadounidenses consecutivamente, desde entonces, y ahora se suma la del mandatario Barack Obama.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. contra Cuba es el más prolongado que haya conocido la humanidad, y forma parte esencial de la política de hostilidad de la nación norteamericana.

Organizaciones de Derechos Humanos y gobiernos del mundo han exigido al presidente estadounidense eliminar el bloqueo, tal como en parte prometió Obama durante la campaña que lo llevó a ese cargo en 2008.

Be the first to comment

Deja un comentario