octubre 21, 2020

La “verdad mediática”

por: José Luis Exeni R.

Decisiones. ¿Qué acontecimiento informativo le parece más relevante? ¿La reunión del presidente Morales con cinco ex presidentes para tratar nuestra demanda marítima? ¿Un preacuerdo del Gobierno con la COB, pendiente de aprobación por las bases? ¿O el inicio en Cochabamba del juicio por el “Caso terrorismo”? Si tuviese que elegir una noticia, ¿cuál sería la principal?

Cuestiones como éstas son abordadas y resueltas todos los días por los periodistas en las salas de redacción de los periódicos. Hay que construir la agenda informativa para su difusión al día siguiente. Y ello implica, en principio, seleccionar hechos o temas -incluirlos o excluirlos- según criterios de relevancia. Esto se publica, esto no.

Luego de seleccionar lo que se publica (dejando fuera muchos otros asuntos), la siguiente decisión es establecer una jerarquía entre tales hechos. Y suele hacérselo de acuerdo a las diferentes secciones del periódico (nacional, economía, seguridad, social, cultura, internacional, deportes). Esta noticia es más importante, ésta menos.

Y finalmente hay que dar un formato al hecho noticiable para su presentación: sea como noticia, sea un reportaje, acaso como crónica, o también una entrevista. Con o sin elementos gráficos (fotografías, por ejemplo). Y con la definición correspondiente de su ubicación (página, lugar) en el cuerpo del periódico.

Para concluir la jornada, teniendo el panorama completo de la información relevante que va a publicarse, se define la portada. De todas las noticias, ¿cuáles serán las seis, ocho, diez (dependiendo del formato) que llegarán a la primera plana? Y de éstas, ¿cuál será la gran noticia de apertura? ¿Con qué titular? Importante decisión, compleja.

Volvamos a la indagación de origen. Cumbre presidencial, histórica, con imagen favorable para el Gobierno. Conflicto COB-Gobierno, irresuelto, con imagen crítica para el Gobierno. Juicio por el caso Rosza, complejo, con fuerte carga regional. Tres temas importantes, sin duda. Todos ellos de tapa. ¿Pero cuál es el principal? Eso depende. De la relevancia noticiosa. De los intereses del medio. De su línea editorial. De la orientación del jefe de redacción…

¿Cómo trataron los principales diarios del país, en sus portadas, estas tres noticias el pasado martes 12 de abril? Hay hallazgos curiosos viendo sólo la cobertura (no el enfoque). Para empezar, una clara diferencia regional:

  • Cuatro diarios de La Paz (Página Siete, La Razón, Cambio y El Diario) abrieron su edición con el encuentro marítimo de los presidentes. Como si el mar fuese sólo cosa de paceños.
  • El quinto diario de La Paz (La Prensa), dos diarios cruceños (El Deber y La Estrella del Oriente), los dos cochabambinos (Los Tiempos y Opinión), el de Oruro (La Patria), el de Sucre (Correo del Sur) y el de Potosí (El Potosí) privilegiaron el paro de la COB.
  • Los otros dos diarios de Santa Cruz: El Día y El Mundo, se ocuparon del tema terrorismo en sus aperturas.
  • Por último, dos periódicos, ambos de Tarija (El Nacional y El País), pese a sus nombres, abrieron sus ediciones con temas… ¡locales!

Según su estructura de propiedad, hay también un dato interesante: ninguno de los cinco diarios del Grupo Líder (de propiedad de las familias Rivero y Canelas) abrió con el encuentro de Evo y los ex presidentes. Los cinco “coincidieron” en realzar la movilización cobista. ¿Coordinación informativa? Puede ser. Coordinación editorial ya existe.

Un apunte más: los diarios El Día y El Mundo expresaron su manifiesta e inocultable inclinación a cuestionar el juicio por “supuesto terrorismo”. Ambos enfatizaron, como noticia, la decisión del juez de “vetar” a los abogados brasileros que llegaron como observadores. La cumbre de presidentes, en sus portadas, no existió.

Así discurre la agenda informativa en los diarios nuestros (ajenos, más bien) de cada día. ¿Qué intereses expresa? ¿A quiénes representa? ¿Cómo se construye? ¿Quién, si acaso, fija la agenda de los fijadores de agenda?

Ah, la “verdad mediática” de la “prensa independiente” (sic) y su derecho a versión.

Be the first to comment

Deja un comentario