octubre 29, 2020

¿El entierro del DS 21060?

Si hay uno de los decretos supremos más mentados en todo el sentido de la palabra es el DS 21060 y, sin embargo, es uno de los decretos menos leídos, de principio a fin, en forma similar al Quijote.

Muchos de sus padres putativos no lo entendieron cuando lo promulgaron y aplicaron, ni tampoco sus detractores. En los tiempos de auge del 21060 cualquier modificación que quería realizarse en la política económica se decía que se estaba postulando un cambio de modelo, era como una camisa de fuerza. Y en tiempos de crisis o elecciones, los programas y los candidatos proponían derogar, exilar, relocalizar al famoso 21060.

El propósito es contribuir a hacer menos confusa esta confusión y tratar de aclarar la relación entre el 21060, modelo económico, política económica, con el fin de aclarar a quién hay que enterrar ¿al decreto, al modelo, a la política económica o a qué cosa?

DS 21060 y el Modelo Neoliberal

Parte del problema esta relacionado con entender la propia naturaleza del DS 21060, al tratar de identificar absolutamente todas sus disposiciones, cerca de 8 títulos y más de 140 artículos, con el “modelo neoliberal” desarrollado entre 1985 y 2005.

El DS 21060 solamente representa la Política de Estabilización Económica, similar a las políticas de Stand By del FMI de ajuste fiscal, monetario y cambiario. Muchas de sus medidas ya fueron modificadas por leyes específicas y decretos supremos como muestra el cuadro.

Si se compara con los lineamientos del Consenso de Washington, los 10 mandamientos sobre las reformas, sacramentadas por los organismos multilaterales que ahora lo niegan como Pedro, el DS 21060 contempló, además de la liberación de precios, solo cinco medidas parciales relacionadas con la disciplina fiscal, la reforma tributaria, la liberalización de la tasa de interés, el tipo de cambio flexible y la liberalización del comercio.

Claramente, el DS 21060 no contempló las medidas de liberalización de la inversión extranjera, privatización-capitalización y desregulación. Serán con las modificaciones y ampliaciones posteriores al 21060, que se terminará configurando el conjunto de reformas estructurales que formaron parte del Modelo Neoliberal, el cual fue derogado por la Nueva Constitución Política del Estado al instaurar el Modelo Económico Plural y el nuevo rol del Estado.

Reformas estructurales

La etapa de reformas comienza con el DS 21660 de julio de 1987 que aplicó un arancel uniforme del 20% y el Certificado de Reintegro Arancelario (CRA). Restituyó la independencia de la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras y dispuso que las tasas de interés activas y pasivas del sistema financiero sean libremente pactadas entre el banco y los usuarios de acuerdo al Artículo 28 del 21060, el cual sin embargo era solamente para operar con recursos en moneda nacional.

A partir de 1991, se aceleró la apertura importadora bajando el arancel uniforme al 10%, se eliminó el CRA y se lo sustituyó por la Ley de Neutralidad Impositiva a las Exportaciones. La liberalización de la inversión extranjera se realizó mediante la Ley de Inversiones en 1991, la cual otorgó el trato nacional a la inversión extranjera, no estableció ni siquiera como requisito el registro estadístico a la inversión extranjera y eliminó toda restricción a las importaciones.

La Reforma del Estado se inició con la Ley de Privatización Nº 1330, de abril de 1992, y la eliminación de la banca de fomento (Banco del Estado, Banco Agrícola, Banco Minero). Se transfirieron 34 pequeñas empresas estatales. En marzo de 1994 se realizó la principal reforma estructural con la Ley de Capitalización, donde se capitalizaron 10 empresas estatales estratégicas.

En octubre de 1994 se promulgó la Ley del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE) y, posteriormente, se reemplazó el Sistema de Reparto por un sistema de capitalización individual en el marco de la Reforma de Pensiones mediante Ley Nº 1732 en noviembre de 1996. En 1997 se eliminó el requisito de la entrega obligatoria de divisas con vistas a liberalizar el mercado cambiario.

En la última fase se continuó con la privatización de 14 empresas públicas, entre las que destaca la refinería de petróleo y la empresa metalúrgica de Vinto, y se realizó la Reforma de Aduanas.

En materia de política comercial se introdujeron listas de productos bajo licencia previa de importación y listas de bienes de capital con arancel cero. En materia de precios se subvencionaron los precios de los combustibles, principalmente el GLP y diesel, sin necesidad de derogar el 21060.

Si derogamos el 21060 ¿qué pasaría?

El hecho de que ponga énfasis en la estabilidad macroeconómica ha dado lugar a críticos de izquierda y derecha, a decir que el Gobierno sigue con los mismos instrumentos del modelo neoliberal. La política económica aplicada es muy distinta del DS 21060 y del Consenso de Washington que jibarizaban el papel del Estado, la política monetaria se centraba solo en la estabilización y el ajuste fiscal se realizaba a los de abajo. Con el Modelo de Economía Plural, el Estado desempeña un rol fundamental y el ajuste fiscal se realiza a los de arriba, empezando por las empresas trasnacionales.

La política económica aplicada es una política pragmática que utiliza los instrumentos disponibles en función de los objetivos de estabilidad, crecimiento económico y redistribución del ingreso. Así combina la liberación de los precios con mecanismos de control y regulación para un grupo de productos relevantes como combustibles y alimentos esenciales. Los críticos confunden Instrumentos de Política Macroeconómica con Modelo Económico. Los instrumentos son los mecanismos que tienen el Gobierno y el Banco Central para cumplir sus objetivos.

La estabilidad de precios es un patrimonio de todos los bolivianos, no hay ningún menosprecio a la inflación, más aún esta inscrita en la actual Constitución Política del Estado al disponer la función del Banco Central de mantener el poder adquisitivo de la moneda nacional, que era el principal objetivo del DS 21060, frente la hiperinflación de la UDP, por lo que el problema no es si se lo entierra o no, por que de facto y de jure ya fue modificado substancialmente, otras disposiciones ni se aplicaron y otra parte de ellas están en Leyes específicas, por lo que no pasaría nada si se lo deroga formalmente.

Así, al final de cuentas es el Modelo Neoliberal el que fue enterrado con la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional.

Be the first to comment

Deja un comentario