octubre 25, 2020

Sacha Llorenti: “En Bolivia el neoliberalismo ha muerto pero nos queda enterrarlo”

Sacha Llorenti fue nombrado en Enero de 2010 Ministro de Gobierno tras la reelección de Evo Morales en diciembre de 2009 y la conformación de su nuevo gabinete. Llorenti durante más de dos décadas desempeñó como activista de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, y desde la primera victoria electoral de Evo en 2006 ocupó al año siguiente el rol de Viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales.

El 26 de Diciembre el gobierno sacó el Decreto conocido como el Gasolinazo pero fue anulado por grandes movilizaciones de protesta. ¿Podemos entender esto como crisis de gobernabilidad o legitimación del gobierno por escuchar a los movimientos?

Sacha Llorenti (S.Ll.).- Creo que era Lenin el que decía “uno no puede ir ni un paso mas adelante ni un paso atrás de las masas”. La nivelación de los precios es una necesidad, todo el mundo lo reconoce por que estamos subvencionando al contrabando y perjudicando a países vecinos. Aquí la gasolina cuesta algo más de 3 bolivianos y en Brasil cuesta un poco más de 10 bolivianos. Sacando 10 litros de gasolina de Bolivia a Brasil el contrabandista tiene una ganancia enorme. El Presidente Evo Morales dijo claramente en varios discursos que “Hay que Mandar Obedeciendo”. Esto fortalece una relación de transparencia y sinceridad entre gobierno y organizaciones sociales por que nadie ha cuestionado la pertinencia de la medida sino cuál debe ser la mejor forma, como la subida de precios gradualmente.

 

¿Bolivia puso fin al neoliberalismo con la anulación el 1 de mayo del Decreto Supremo 21060?

S.Ll.- En Bolivia el neoliberalismo ha muerto pero nos queda enterrarlo. La anulación del Decreto es el golpe mortal. El estado está recuperando sus recursos y empresas para administrar el bien público a favor del pueblo; el petróleo, gas, telecomunicaciones, agua, tierras… El golpe se inició en 2006 con la nacionalización de hidrocarburos pero poco a poco es un proceso que hay que desmontar. El neoliberalismo no se ha montado en un año con un decreto sino que han tardado casi 20 años en construirlo. Y segundo, tiene que ver con la herencia del colonialismo que sufrimos, por eso también vivimos una Revolución Cultural.

En el mes de abril se han vivido duros conflictos entre el gobierno y el sindicato de la Central Obrera Boliviano sobre el incremento salarial de 2011.

S.Ll.- Hemos sido muy sinceros para determinar la capacidad del estado y hemos respetado que el salario no pierda valor adquisitivo, pero aún aprobando el incremento salarial en un 10% por encima de la inflación que ha sido del 7% ha habido huelgas de la COB demandando un aumento mayor. El motivo es buscar protagonismo por que se acerca el congreso de la COB. A nosotros nos dijeron en una reunión que si de un principio les hubiésemos subido el salario al 8% reclamarían el 10%. Esto refleja que no había una necesidad sino una pugna interna que tendrán que explicar los dirigentes sindicales. Somos respetuosos con la COB por su trayectoria histórica, además el Presidente Evo es miembro de la COB, pero en estos 5 años no siempre han apoyado el Proceso. Yo les decía a los de la COB que cuando estaba Tuto Quiroga o Hugo Banzer y los incrementos salariales eran inferiores a la inflación ellos no iban a tomar la Plaza Murillo con dinamita y violencia como lo hicieron esta vez. Tendrán sus explicaciones, pero subrayo que la vanguardia del Proceso, a diferencia de manuales marxistas, está en el campesinado indígena originario por que entienden que nosotros podemos errar pero como dice el Presidente Evo no van a ver traiciones para las aspiraciones del pueblo.

Parece que los actores políticos llevan un proyecto de lucha específica y no de proyecto nacional, como el caso de las huelgas de los maestros que buscan su aumento salarial sin pensar en la inflación que produciría y afectaría a la economía informal. ¿A qué se debe la contradicción?

S.Ll.- Es un Proceso que solo tiene 5 años pero hay prácticas sindicales que se arrastran por décadas, sobre todo en el troskismo que es la misma derecha disfrazada de un discurso revolucionario. Ellos están acostumbrados a esa práctica asalarialista perdiendo la visión nacional del bien común. Nos han sugerido utilizar el dinero de las reservas internacionales para su aumento salarial y así no poder financiarse el proyecto satelital. En un proceso revolucionario debía haberse hecho lo que hicieron los mineros antes de la masacre de San Juan cuando el Che Guevara estaba aquí, los cuales pusieron plata de su salario para apoyarlo. Nos gustaría tener una clase obrera que dijese que el incremento no sea el 10% sino el 9% y con el 1% restante construyamos un hospital. Creo que este gobierno tiene la moral para hablar de esas cosas pero lamentamos esa lógica asalarialista. Esto no pasa en el movimiento indígena campesino, y no en todos los sectores obreros como los petroleros, los mineros de Huanuni, trabajadores de varios servicios,… El año pasado los de Huanuni dijeron que no iban a aceptar incremento salarial porque podía afectar a la empresa. Esa mentalidad es la que rompe con la lógica egoísta que es parte de la clase media, como los maestros.

En enero de 2011 se creó una comisión bilateral entre Chile y Bolivia para llevar a cabo la demanda marítima, pero el 22 de marzo el Presidente Evo Morales anunció que Bolivia reclamaría a organismos internacionales

S.Ll.- No se descarta diálogo bilateral pero tenemos derecho a recurrir a instancias multilaterales y a tribunales internacionales. Nos ha sorprendido el apoyo dentro de Chile, la participación de chilenos en la Paz el Día de Reivindicación Marítima. Y en el último discurso del Presidente Evo hay mucha fuerza, un contenido ideológico muy profundo por que quien manipuló la Guerra del Pacífico entre dos pueblos hermanos fue el imperio y la oligarquía, y después de más de 130 años padecemos las consecuencias.

Hugo Chávez cuando estuvo en Bolivia a finales de marzo salió algo decepcionado por que muchos proyectos que financia el ALBA-TCP no se están ejecutando.

S.Ll.- No, todo lo contrario. Del mismo tema habló Evo. Lo frustrante es la burocracia, su lentitud, la dejadez de funcionarios, la falta de serenidad en la ejecución de proyectos,… y eso perjudica a programas conjuntos con Venezuela, como el de “Bolivia Cambia, Evo Cumple”. Son más de 4000 proyectos que han sido o se están ejecutando en municipios de todo el país. Hay otros de mayor magnitud como la exploración petrolera, gasífera,… pero que no avanzan en la misma velocidad, y creo que es una crítica conjunta que han hecho los dos presidentes a nuestras burocracias.

Bolivia desde su entrada al neoliberalismo en 1985 es uno de los países de América Latina que recibe más fondos de agencias internacionales de cooperación. ¿Estos fondos son válidos para el desarrollo o son parte de las injerencias que paralizan la soberanía?

S.Ll.- Depende. Con España hemos tenido muy buena experiencia con la inserción de ambulancias en municipios, o en temas del agua. En el pasado, tanto en cooperación bilateral como de organismos multilaterales, se condicionaba la donación de recursos con tal de que se privatizase tal empresa. Nosotros no admitimos ese tipo de condicionamientos. Abrimos las puertas a todos los países pero en el marco del respeto a nuestra dignidad y soberanía. Hay casos que la denominada cooperación o algunas donaciones han frenado el desarrollo del país. Bolivia antes era país productor agrícola, Cochabamba era denominada el granero de Bolivia, pero llegó la “donación” de los Estados Unidos a precio mas barato de lo que producían los productores de trigo y prácticamente desapareció la producción nacional. Ese tipo de donaciones no son casuales, tienen interés político, económico, y de dominio.

El 16 de octubre se celebrarán las elecciones del poder judicial

S.Ll.- Es una experiencia innovadora y la respuesta se verá en la práctica. El país es una realidad de movilización y en los últimos años ha habido una participación altísima, esperamos que en esta oportunidad también sea así, por que está en juego el futuro de una de las instituciones mas importantes, el órgano judicial. Es parte del proceso de transformaciones estructurales que llevamos a cabo.

Be the first to comment

Deja un comentario