octubre 19, 2020

Nueva política exterior de Bolivia: Necesidad de una política de Estado estructural y estratégica

por: Iván Miranda Balcázar

La construcción de nueva política exterior de Bolivia, que sea de Estado, estructural y estratégica, constituye la piedra angular para intervenir en el campo de las relaciones internacionales, el sistema de naciones, los organismos internacionales, los procesos de integración y los pactos, acuerdos, convenciones, tratados, entre otros, que forman parte de la práctica concreta de los países.

Conceptualmente se entiende por “política de Estado” la asunción de una línea estratégica, estructural y de largo plazo de un país, como línea invariable, al margen de las coyunturas de gobiernos e independiente de posiciones políticas e ideológicas.

Una “política de Estado” implica la producción de un discurso homogéneo de los gobernantes, de los diplomáticos, de los practicantes de la política, de los intelectuales que intervienen en la opinión pública y de los teóricos que participan de la formación de profesionales especializados en el campo internacional.

El trabajo de un proyecto de esta naturaleza condensa la definición clara y precisa de la filosofía institucional de la nueva política exterior de Bolivia para que las actividades y tareas específicas trasciendan más allá de la coyuntura gubernamental que fue la tradición histórica del país.

La historia de Bolivia condensa desde la independencia, incluso durante la colonia, un recorrido de exclusiones, de formas de dominación de una clase sobre el conjunto de la nación y sus diversidades, de prácticas políticas ajenas a la realidad socio-cultural de la inmensa mayoría de los bolivianos, de enajenación de cuanta riqueza natural heredamos en el vasto territorio nacional.

En ese contexto, la política exterior de estos 186 años ha mostrado una trayectoria invariable de improvisación y sometimiento a cuanta potencia tuvo influencia en la política interna del país. La experiencia del campo internacional nos ha enseñado un comportamiento explicito de políticas de gobierno, en función de las propias visiones e intereses de quienes han ocupado el poder político en el Estado boliviano.

Hoy tenemos la inexcusable responsabilidad de plantearnos la definición de una nueva política exterior de Estado que supere el pasado y revalorice en todos los foros internacionales la vigencia de una gestión coherente y consecuente con los principios y objetivos del sistema de naciones, en igualdad de condiciones y en el marco de un nivel igual de desarrollo de todos los pueblos del continente y del mundo.

Planteamiento formulado en un escenario internacional global, unipolar y multipolar concentrado en términos económicos políticos y militares por los países altamente desarrollados, potencias que han impuesto y aplicado el neoliberalismo como modelo fundamentalista, cuyas desastrosas consecuencias son la ampliación de la dependencia por el alto endeudamiento externo, la agudización de la pobreza, la miseria, el desempleo, el desmantelamiento de las empresas estratégicas y un saqueo sin precedentes de las riquezas naturales, entre otros funestos resultados para nuestros pueblos.

Bajo esos lineamientos, la misión es crear y establecer una nueva política exterior de Estado, coherente con los principios de independencia e identidad nacional diversa para alcanzar una gestión eficiente en función de los objetivos de transformación y cambio en todos los ámbitos del quehacer político interno y externo del país, en condiciones de inclusión, equidad, igualdad y solidaridad en la comunidad internacional.

El debate es estructural como su resultado debe ser de ese modo. Esto implica la iniciación de un trabajo altamente reflexivo incluyente y vinculante, con la asistencia de las universidades, los intelectuales, políticos, practicantes del campo internacional, diplomáticos y representaciones de la sociedad civil.

Be the first to comment

Deja un comentario