octubre 31, 2020

La filosofía de una nueva política exterior de Bolivia

por: Iván Miranda Balcázar

Crear una nueva política exterior de Estado con una concepción de identidad nacional, basado en los principios de independencia, autodeterminación, soberanía y visión latinoamericanista, es una de las tareas indispensables para proyectar la posición de Bolivia a la comunidad internacional, con un auténtico sentimiento de dignidad y autoestima política e intelectual.

La injerencia de las potencias extranjeras y los organismos internacionales en los asuntos internos de la vida política, económica, militar y social del país ha creado al mismo tiempo las condiciones de dependencia inaceptables en el campo de las relaciones internacionales.

En ese escenario de realidad, la adopción de una filosofía de política exterior debe contener bases doctrinales en los siguientes campos de acción nacional e internacional:

1. Identidad institucional de política exterior

2. Permanente e histórico

3. Producto de la nueva concepción del sistema internacional

4. Resultado de este momento histórico

Los principios inalienables e imprescriptibles son:

1. Soberanía

2. Independencia

3. Autodeterminación

4. Unidad e identidad en el contexto de sus diversidades

5. Solidaridad latinoamericanista con todos los pueblos que luchan por su independencia política, económica, social e ideológica

La misión de este trabajo tiene como fundamento establecer una nueva política exterior de Estado, coherente con los principios de independencia e identidad nacional diversa para alcanzar una gestión eficiente en función de los objetivos de transformación y cambio en todos los ámbitos del quehacer político interno y externo del país, en condiciones de inclusión, equidad, igualdad y solidaridad en la comunidad internacional.

Bolivia es un estado soberano de tradiciones milenarias, cuyas cosmovisiones andina, amazónica, valle, chaco, entre otras realidades, son la base sociopolítica y cultural para promover una nueva política exterior que permita trascender las gestiones gubernamentales, convirtiéndose en una verdadera política de Estado.

La nueva política exterior de Bolivia debe tener la capacidad de comprender y reaccionar en cada coyuntura con respuestas firmes, coherentes, y consecuentes sobre asuntos multilaterales, regionales o bilaterales. Para alcanzar estos propósitos es indispensable la formulación de una agenda con posibles escenarios, cuyo trabajo debe desarrollar el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La construcción institucional de este campo de conocimiento considera la creación de una doctrina de política exterior, cuyos practicantes o profesionales adoptan con auténtica pertenencia la filosofía, los principios y los objetivos estratégicos de ese modelo de gestión internacional, porque sólo de ese modo podrán desarrollar su trabajo con convicción, lealtad y compromiso.

La aprehensión de los valores de esa política permitirá a los diplomáticos bolivianos la asunción consciente de esos postulados en el cumplimiento de sus responsabilidades, en un escenario internacional global, unipolar y multipolar, donde los países con un mismo nivel igual de desarrollo imponen la fuerza de sus decisiones sobre los demás estados.

Internalizar los postulados de la nueva política exterior de Bolivia en la sociedad, en las instituciones públicas y privadas, en la pedagogía compleja de la educación, en la opinión pública, constituye una labor irrenunciable en momentos en que la gestión internacional es fundamental en la interrelación, interacción e interdependencia de los Estados.

Be the first to comment

Deja un comentario