octubre 26, 2020

Socias de la Revolución Cultural

Hace un tiempo atrás comente en este mismo espacio sobre el Encuentro Internacional “Caminos para las Mujeres en los procesos de transición democrática”organizado por ONU mujeres para intercambiar experiencias con compañeras egipcias sobre nuestra participación en el actual proceso de cambio en el país. Al respecto,elaboraron un manifiesto donde exponen sus demandasen el proceso de transición democrática que están viviendo. En ese sentido, destacan que “las mujeres egipcias constituyen la mitad de Egipto, las mismas que han participado activamente en la revolución del 25 de enero de este año a lado de los hombres, en las calles y principales plazas, donde pasaban las noches para asegurarse de que la revolución no iba ser detenida, cuidaron a los heridos, lamentaron las muertes, corearon y bailaron cuando se logró la victoria”, destacando el orgullo de ser mujeres en la revolución.

Las reivindicaciones son las mismas, igualdad, justicia, libertad y dignidad social como una realidad en la vida de cada egipcia. Estas mujeres continúan luchando, participando de las manifestaciones de “todos los viernes” en las plazas públicas para que la democracia se haga realidad.

Sus demandas concretas tienen que ver con la participación política. Expresan que “no debe haber exclusión de las mujeres o discriminación en contra ellas en la representación política y las mujeres deben participar en todos los espacios como un derecho”. Exigen estar representadas en el comité que se encargará de redactar la nueva Constitución. La representación debe tener en cuenta el índice poblacional de mujeres, su papel es fundamental en el pasado, presente y futuro de la construcción de la nueva sociedad egipcia.

Las mujeres deben ocupar al menos el 40 por ciento de los cargos ministeriales y deben estar en los puestos de decisión. En el caso de los partidos políticos deben ser parte de las listas electorales.

La nueva Constitución debe explicar claramente la igualdad plena entre hombres y mujeres en todas las esferas de la vida y la eliminación de todo tipo de discriminación en su contra.

Las elecciones parlamentarias se deben ejecutar a través de las listas electorales proporcionales con participación de las mujeres en al menos el 30%.

La selección para puestos de dirección y todas las posiciones deben basarse en la calificación objetiva de los requisitos profesionales y no en función del género.

Mujeres graduadas de las escuelas de derecho deben tener igualdad de oportunidades para adquirir puestos en el Poder Judicial y subir la escalera hasta que como jueces sean capaces de contribuir de manera efectiva.

En cuanto a los Derechos Sociales y Económicos, manifiestan que “las mujeres tienen el derecho a la igualdad de oportunidades, leyes justas y equitativas, la seguridad humana, la educación y la salud”.

Las mujeres egipcias, en particular las más pobres, deben tener acceso a los servicios básicos que les permitan combinar sus roles en el hogar y en la sociedad.El 40 por ciento de ellas siguen siendo analfabetas en la era de la información y la tecnología. Sin el uso de la tecnología la revolución no habría tenido éxito.

Sólo el 16% de egipcios trabajadores a tiempo completo son mujeres. Actualmentese hace una preferencia en torno al apoyo a los hombres como el “sostén de la familia tradicional” para salir del desempleo. Por lo tanto, son necesarios mayores esfuerzos para apoyar a las mujeres que reclaman sus derechos económicos. Las mujeres deben tener igualdad de oportunidades en el acceso al mercado laboral. En su lugar de trabajo las mujeres deben gozar de condiciones dignas, posibilidades de ascenso, así como la protección en contra de cualquier tipo de acoso sexual.

La Alianza de Mujeres Árabes y las Coaliciones de mujeres egipcias discutieron esta Carta de la Mujer en 27 provincias de Egipto. Una cantidad de 3.000 hombres y mujeres de las diferentes provincias de Egipto se han registrado en la primera Convención Nacional de la Mujer, que tuvo lugar el sábado 04 de junio 2011. El resultado de la campaña de recolección de firmas logró recaudar 500 mil firmas que respaldan la participación de las mujeres egipcias en el proceso de revolución que no tiene retorno al igual que lo logrado en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Be the first to comment

Deja un comentario