octubre 23, 2020

Estado Plurinacional: ¿Categoría teórica, idea fuerza u horizonte de época?

¿Qué es el Estado Plurinacional? Además de ser una idea fuerza del actual imaginario colectivo boliviano, también es una categoría teórica intensamente trabajada por el vicepresidente Álvaro García Linera durante los últimos años, e ignorar esto constituiría una grave falta académica. Por ello resumiremos brevemente lo que él dice al respecto:

Para Linera el Estado Plurinacional es una nueva etapa del Estado boliviano en su historia moderna, que se diferencia del Estado nacionalista que engendró la revolución de 1952 y del Estado neoliberal que surgió después de 1985. ¿En qué se diferencia concretamente? En que este Estado reconoce efectivamente la existencia de varias naciones en la sociedad boliviana, a diferencia del Estado nacionalista del 52 que se esforzó por construir una identidad nacional única a partir de lo mestizo y del Estado neoliberal que reconocía lo pluricultural en la sociedad, más no en el Estado.

Efectivamente quiere decir que dicho reconocimiento va más allá de lo formal o discursivo y modifica institucionalmente el andamiaje del Estado para hacer efectivo tal reconocimiento. Esto es perceptible a  través del reconocimiento de  diferentes democracias (representativa, participativa y comunitaria), diferentes justicias (ordinaria y comunitaria) y diferentes economías (comunitaria, estatal, privada y social cooperativa) Por ello se trata de una realidad estatal que está siendo construida y no sólo de una idealización de estos tiempos, pues nada cambia de la noche a la mañana.

Antes de la puesta en marcha de esta Constitución que exalta lo plurinacional, la historia boliviana se caracterizó por un racismo que diferenciaba bolivianos de primera de bolivianos de segunda partiendo principalmente del idioma, el apellido y el color de piel. Este racismo se agudizó durante el primer periodo del presidente Morales llegando a su clímax en mayo de 2008, cuando más de 50 campesinos fueron humillados públicamente en Sucre por una muchedumbre que exclamaba consignas como “¡indios de mierda! Claro, este racismo venía de mucho antes y se lo podía ver hasta en la elección de la pareja (“mi novia es blancona”)

Pero además de un concepto teórico es, como se mencionó al principio, una idea fuerza en estos tiempos. Hoy en día nadie cuestiona lo plurinacional, y declararse abiertamente racista o hacer apología de ello es simplemente un suicidio político, es más, es ilegal. La destitución de un alcalde cruceño por llamar “lacra” a una etnia de tierras bajas (los mojeños) o el encarcelamiento de un asambleísta del mismo departamento por negar un curul a la nación mojeño – yurakaré son pruebas de ello.

Finalmente, además de ser una categoría teórica y una idea fuerza en estos días, el Estado Plurinacional es un horizonte de época en el sentido zavaletiano (de hecho, la categoría misma parte de las enseñanzas de Zavaleta y Gramsci). Aunque la transformación institucional del Estado comenzó en el momento de la promulgación de la nueva Constitución, lo plurinacional será una realidad cuando las autonomías indígenas, la justicia comunitaria, la economía comunitaria y la democracia comunitaria se practiquen cotidianamente. Cuando la implementación del la CPE se haya consumado.

Be the first to comment

Deja un comentario