septiembre 20, 2021

Culturas, danza y patrimonio en la Filsa

“La Diablada” tomó simbólicamente la capital chilena al conquistar el corazón cultural de uno de los eventos literarios más importantes: la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile.

El acto de inauguración de la versión 31 de la Feria Internacional del Libro contó con la presencia de la autentica diablada boliviana, expresión del Carnaval de Oruro, declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Las principales autoridades del mundo cultural chileno celebraron la participación de Bolivia como país invitado de honor.

En el acto también estuvieron las y los estudiantes chilenos que se pronunciaron por mejoras en la educación chilena, interrumpiendo con cantos de protesta la intervención del Ministro del Consejo de Culturas y de las Artes chileno Luciano Cruz Coke.

Cruz Coke agradeció la participación de Bolivia, y señaló “que la presencia del país en la FILSA estrecha puentes y lazos que nos unen”. Por su parte Andrés Arturo Infante, Presidente de la Cámara Chilena del Libro ponderó la llegada de la delegación boliviana e invitó al pueblo chileno a conocer la literatura boliviana y las diferentes muestras que estarán hasta el próximo 13 de noviembre en el Centro Cultural Estación Mapocho.

El Viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Culturas Ignacio Soquere Tomicha, en su intervención señaló que “La grandeza del Estado Plurinacional se refleja en la gama y la trama cultural del país, con la capacidad de convivir en armonía y enriquecerse mutuamente sin perder su identidad y respetando cada uno de sus valores culturales”.

El impacto que causó la delegación boliviana y la atención que convocó la muestra literaria en el Pabellón Bolivia, demuestran como las culturas bolivianas conmueven a propios y extraños.

La participación de Bolivia en la FILSA inspiro a las y los estudiantes chilenos que interrumpieron el discurso del Ministro Cruz Coke, que decían:”¡Aprendan de Bolivia!”.

Los estudiantes también le pidieron a la primera autoridad chilena mar para Bolivia, repitiendo el reclamo en voz alta.

Chilenos y bolivianos, hombres y mujeres de todas las edades apreciaron la riqueza patrimonial boliviana, valorando y admirando cada uno de los sitios nombrados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El cine boliviano también está presente en la Feria del Libro de Santiago de Chile. En ella se exhibe lo más reciente de las producciones cinematográficas nacionales, ciclo que combina la proyección creativa de las y los cineastas, con la visión cinematográfica de las nuevas generaciones. Las mismas en los últimos años han irrumpido en la escena fílmica boliviana.

Especial atención captura el inicio del ciclo de películas de Jorge Sanjinés, laureado director boliviano que además estará presente en la feria para conversar sobre su obra. Los filmes que se exhibirán son: Ukamau, El Coraje del Pueblo, Enemigo Principal, La Nación Clandestina y Yawar Mallku.

Mientras que el domingo 31, los visitantes apreciaron El Ascensor de Tomás Bascopé y Cruces de Jorge Viracochea, filmes que cosecharon una buena recepción de parte de los cinéfilos chilenos. También estarán en cartelera las películas Hospital Obrero de Germán Monje, Dependencia Sexual de Rodrigo Bellot, Gud Bisnes de Tonchy Antezana y Zona Sur de Juan Carlos Valdivia.

Las diferentes actividades, títulos literarios y muestras constituyen un espacio para el intercambio fraterno entre chilenos y bolivianos al ritmo de las danzas, en la que ambos pueblos conversaban sobre la riqueza cultural de ambos países y los puntos de encuentro a lo largo de sus historias.

Be the first to comment

Deja un comentario