septiembre 22, 2021

Posibles escenarios de la Cumbre de diciembre

La cumbre de diciembre a la que convocó el presidente con el objetivo de diseñar una agenda que permita reconducir y profundizar el proceso de transformaciones estructurales del país, debe convertirse en el escenario concreto de amplia reciprocidad por parte de las instituciones y organizaciones de la sociedad organizada e interesada en que el proceso avance: políticamente fortalecida, socialmente participativa y económicamente transformadora. Para el logro de estos objetivos estratégicos es necesario tomar en cuenta los varios escenarios posibles, entre estos, los siguientes:

El escenario internacional de la crisis capitalista

La crisis del capitalismo globalizado está cambiando los escenarios de la economía mundial, estamos pasando del dominio unipolar y bipolar de la economía hacia la multipolaridad capitalista. ¿Qué significa esta problemática internacional? El momento neoliberal implementado desde los años 70, del siglo anterior, dio como resultado que el poder económico se fortaleciera para los EE.UU. y las principales economías de la Unión Europea. Estos dos bloques, en una alianza salvaje, pusieron a su servicio a los restantes países del mundo, muchas veces utilizando la fuerza de las armas y sus instituciones de la muerte, como la OTAN. Este auge neoliberal, concentrador en lo económico y salvaje en lo político militar tuvo varias crisis, pero la más dura y directa es la que están experimentando en estos últimos meses, tanto los EE.UU. como los países de la zona del euro. Tanto que, el dominio del capitalismo está pasando a las denominadas “economías emergentes”. La multipolaridad de capitalismo consiste en que el dominio de la economía mundial está en las decisiones de esto países, también conocidos como países BRICs, por estar compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Canadá.

La economía boliviana está muy vinculada a la mundial, en el escenario de esta multipolaridad. Esta afirmación está respaldada por la estructura de nuestras exportaciones, el 80% de ellas están compuestas pos las materias primas: mineras y gasíferas, los minerales se van al Asia y el gas a Brasil y la Argentina, de las decisiones que vayan tomando estos países dependen la sostenibilidad del crecimiento y las posibilidades de financiar políticas sociales y políticas productivas. ¿Estamos protegidos frente a la crisis del capitalismo mundial? ¿Qué hacer para que el rumbo de la economía mundial sea una oportunidad para lograr mayor soberanía de la economía nacional? No estamos protegidos, pero tenemos otras potencialidades económicas productivas que hay que dinamizar. A la segunda interrogante debe responderse con el funcionamiento de instancias concretas; el funcionamiento de equipos que hagan permanente seguimiento de lo que acontece en estas economías emergentes y de sus necesidades y prioridades, vincular estas a las potencialidades de nuestra economía y dar respuestas efectivas. La nueva agenda de desarrollo del Estado Plurinacional tendrá que considerar estos escenarios posibles.

El escenario de las propuestas

Con la intención de proponer algunos aspectos que deban ser tratados en la cumbre, rumbo a la propuesta de la agenda, punteamos algunos temas:

  • Necesario retomar el entusiasmo por la planificación, aquel que permitió la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo en el 2006. Ahora mejorando el paradigma, con la planificación estratégica y situacional. Cumpliendo con el mandato constitucional de la Planificación con participación, a todos los niveles de la sociedad organizada: lo plurinacional, regional, local, sectorial, de género, generacional, etc.

  • Comprender el nuevo modelo económico en términos más específicos, no basta con repetir de que el modelo es Plural, no es suficiente el reconocimiento legal de sus actores. Los aspectos importantes tienen que ver: con sus articulaciones, con las responsabilidades hacia el potenciamiento económico nacional, con el cambio en las relaciones sociales de producción, con la transparencia en la información y la toma de decisiones, con la desaparición de la explotación y la apropiación indebida. En suma tenemos que proponer una economía que, en todos sus niveles, no sea ladrona, mentirosa ni ociosa (ama sua, ama llulla, ama quella). El funcionamiento de un aparato productivo responsable es una demanda de varios sectores sindicales y campesinos. La agenda productiva debe poder resolver los problemas de la producción de alimentos y la generación de trabajo productivo, movilizando los recursos ya comprometidos en la Ley de Revolución Productiva, en cuyo contenido el Gobierno anunció se utilizarían los recursos de las RIN (Reservas Internacionales Netas), en el potenciamiento de la economía social comunitaria. Es necesario dar los pasos fundamentales hacia la implementación del nuevo modelo de desarrollo que reemplace al neoliberal.

  • Ajustar las regalías y la estructura impositiva del sector minero, principalmente aquellas unidades que están en manos de empresas extranjeras. La información oficial desde el Ministerio de Minería anunció que el 2011 se llegaría a exportar minerales por 3.000 millones de dólares, de los cuales el Estado percibiría 500 millones de dólares por concepto de regalías e impuesto a las utilidades cobradas a las empresas mineras. Recibir menos del 20% del total no es ni razonable, ni conveniente. Se requiere ajustar las reglas impositivas con las transnacionales y la minería mediana y grande; así como la fiscalización el control efectivo a la minería cooperativizada, ¿estas unidades cooperativas son solidarias y sociales? ¿no se practican grados de explotación y apropiación de excedente? La idea de una nueva Ley Minera para incrementar los ingresos para el país debe tener una orientación nacionalizadora en el mediano y largo plazo.

  • Ajustes al sistema financiero, la banca privada está en momentos de auge de ganancias, en este último quinquenio reportó extraordinarias ganancias. No estamos en tiempos de privilegiar sectores pudientes. Se deben establecer reglas para el sector a través de una nueva Ley de Bancos que, acorde a las necesidades de crecimiento y al rol que debe cumplir este sector en el proceso por ejemplo derivando su enorme liquidez hacia el crédito productivo.

  • Grabar impuestos a los agroexportadores, que gozan del beneficio del subsidio estatal a los carburantes (diesel, gasolina). Si no aguantan el aporte a la economía, significa que no son competitivos. En tal caso habrá que diseñar una destrucción positiva de estos sectores.

  • Impuesto al consumo suntuario y al lujo de sectores pudientes. Por ejemplo, existen grupos familiares que se dan el lujo de tener automóviles de último modelo y mas allá de lo necesario (2,3,4 vehículos) y se compran el combustible subvencionado. Además de familias con (3,4 vehículos) en el transporte público. Estos grupos tienen la posibilidad y la capacidad de pagar impuesto por los lujos que demuestran.

Escenario de errores que haría fracasar la cumbre

Imprescindible también diseñar escenarios y estrategias para que esta cumbre no fracase, como:

  • Acordar que las organizaciones sociales que asistan, no lidien solo por sus demandas particulares o sectoriales, de ser así se estaría perdiendo la perspectiva de la “visión país”. Pero también las instancias gubernamentales no deben empeñarse en hacer valer sus iniciativas y visiones propias e imponerlas los sectores sociales. Estas posiciones se harían de la cumbre un escenario de frustración y el resultado de mayor desgaste político.

  • Tampoco es conveniente estancarse en los conflictos regionales, sectoriales o ideológicos.

  • Es necesario comprender el origen de estos conflictos y los intereses conservadores que están por detrás de ellos. ¿Acaso el regionalismo no responde a una herencia colonial de la distribución del espacio?

  • Estos traumas coloniales atentan contra principios de solidaridad, complementariedad, etc. Instituidos y aprobados en la CPEP.

*          Docente Investigador Titular- UMSA

Be the first to comment

Deja un comentario