septiembre 22, 2021

La “originalidad” de Doria Medina

El empresario político Samuel Doria Medina ha propuesto, siguiendo el ejemplo de Venezuela, lecciones primarias dentro de la oposición para elegir al candidato presidencial que le haga frente a Evo Morales en las elecciones generales de 2014.

La “originalidad” del jefe de Unidad Nacional no ha merecido todavía una respuesta del único competidor que tiene efectivamente a su lado, Juan Del Granado, del Movimiento Sin Miedo (MSM). Después todo ha sido silencio. El MNR, que no tiene candidato visible, no se ha pronunciado y las fuerzas que llevaron el binomio Manfred Reyes Villa-Leopoldo Fernández, —divididas dentro y fuera de la Asamblea Legislativa Plurinacional—, no se han dado por aludidas.

Si la propuesta del empresario prospera, el resultado conducirá a la reestructuración inmediata de la coalición de partidos que durante 20 años se alternó en el ejercicio del gobierno a través de todas las formas posibles y hasta inesperadas para muchos de sus militantes. Será el regreso del Acuerdo Patriótico (ADN-MIR) y de la coalición que llevó a Sánchez de Lozada en 2002 (MNR, MIR, NFR).

La posición del que fuera militante del MIR y Ministro de Planificación no parece, sin embargo, haber sido muy pensada. Es altamente probable que unas elecciones primarias dentro de la oposición le resten cualquier posibilidad de ser el candidato ganador, pues su propio asesor de campaña, bastante ligado al gonismo, le dijo que no se explicaba cómo el político empezaba con un 25% de popularidad y terminaba con un máximo 6% al momento de la votación.

Tampoco consideró una variable: que Capriles, elegido en Venezuela, es un político joven que él no lo es y que cuenta con el apoyo de la embajada de Estados Unidos que él no la tiene, no por ser contrario a los intereses estadounidenses en Bolivia, sino por la certeza que se tiene en esa legación diplomática de que no es un candidato ganador.

Por lo demás, la convocatoria “original” de Doria Medina parte de la ilusión —siempre constante— de que el 42% del voto nulo en las elecciones judiciales del 16 de octubre de 2011 ha sido una respuesta al llamado de la oposición y particularmente de su partido.

Lo que también se ha puesto en evidencia con ese llamado es que UN ya se ha puesto en campaña. En realidad, en las elecciones de 2005 y 2009, el jefe de ese partido ha sido el primero en arrancar sus actos proselitistas, respaldado por una buena suma de dinero.

Doria Medina, que busca construir una imagen pública de empresario eficiente, no ha logrado niveles de rentabilidad en la política, pues al dividir lo que invierte en la campaña y los resultados que obtiene, es claramente demostrable que cada uno de sus votos son demasiado caros y que sus escaños son los más costosos en relación con los otros partidos.

Be the first to comment

Deja un comentario