octubre 28, 2021

La subjetividad homosexual: gay/heterosexual, gay/queer

La subjetividad homosexual es constitutiva del diagrama biopolítico saber-poder-placer-sexualidad. Halperin 1, entiende el biopoder foucaultiano, como poder liberal. En este sentido, lo concibe como “una estrategia del liberalismo moderno que interpela la libertad de los sujetos y se apoya en ellos para implantar una gobernalidad que necesita de ciudadanos libres capaces de autoimponerse regulaciones de conducta y mecanismos de control independientes del Estado” 2. El poder liberal, normaliza y disciplina, haciendo respetar la ley, mediante la responsabilidad personal que asumen los individuos en la esfera privada. El liberalismo moderno, genera modos de dominación, que permanecen encubiertos en un ideal ético de libertad personal, que interioriza la autoridad externa que domina, precisamente, a través de este modelo de libertad individual. De este modo, la liberación sexual, está inserta en el dispositivo moderno de sexualidad (producción de múltiples sexualidades), al haber liberado el deseo sexual como parte de la libertad individual y, de acuerdo con las modalidades de libertad establecidas por el propio dispositivo de sexualidad.

“En consecuencia, los sujetos ya no son libres de elegir si quieren ser sexualmente libres y cómo, ya no saben distinguir entre liberación sexual y libertad de la sexualidad, entre liberarla y liberarse de ella como una nueva esclavitud orwelliana que somete en nombre de la libertad”. 3

Esto es lo que ha ocurrido, con la subjetividad gay/heterosexual, gay/queer. El homosexual, se ha convertido en un objeto silenciado, primero por la obediencia y la fidelidad exigidas por el poder pastoral; y segundo, por la racionalidad médico-jurídica y sus instituciones. Su presencia en la sociedad, ha sido aislada o recluida en un espacio de confinamiento; es el producto de un dispositivo de poder-saber en tanto emplazamiento sobre la verdad del sexo, de las tecnologías disciplinarias y normalizadoras del biopoder, cuyo objetivo es administrar y regular la vida, a través de una alianza estratégica entre, el saber científico y el Estado moderno.

De ahí que, la subjetividad homosexual esté dominada por las representaciones heterosexuales y, por la violencia normativa que estas ejercen. El carácter homosexual, se forja precisamente como extensión, en subordinación, de la definición heterosexual. Es consecuencia del silencio y del insulto anti-homosexual. Homosexual/heterosexual, es una diferencia imaginaria, inventada de manera arbitraria; para encubrir la inestabilidad identitaria de la heterosexualidad y su homosexualidad latente. La heterosexualidad, niega a ese Otro marcado (queer-raro), para posicionarse en función de esa negación y de esa oposición como normal. La homosexualidad, al ser negada, es desposeída de su grado de dignidad, de su valor intrínseco, es inferiorizada, y condenada a la prohibición.

Tres son las formas, de la lógica de la prohibición: negar que la homosexualidad exista, impedir que la homosexualidad sea nombrada y, decir que la homosexualidad “no debe hacerse”. De este modo, la homosexualidad se convierte en inexistente, innombrable e ilícita. Lo inexistente, no tiene derecho a manifestarse, y lo que se calla es proscripto de lo real, está prohibido. En este círculo perverso, la única existencia posible es la del heterosexual. A menos que…se sospeche que es raro. En cuyo caso, no puede ser otra cosa, que homosexual y, por lo tanto, escándalo y sanción. La alternativa, el exilio, para huir del ultraje y de la violencia. Migrar 4 para disimular, volverse extranjero, ser Otro, renacer en “otro lugar”, en busca del anonimato, reinventar la identidad, fundando una nueva biografía individual. 5

En la genealogía homosexual, no hay una cultura ancestral que recuperar; lo que hay, es una reinvención permanente, de un Otro que nunca existió; un Otro al que el poder le ha estirpado la equivalencia y la posibilidad de toda referencia; una cultura siempre dispuesta a superar sus miserias de posición, a partir de una elección subjetiva de la sexualidad. La cultura homosexual, trata de reivindicar la marginalidad y la excentricidad, para reforzar el lugar de oposición a la identidad heterosexual, que dice: “Todos somos heterosexuales”, condensando en esa afirmación, una dominación epistemológica, que produce e interpreta lo que puede decirse, sobre el gay particular y, sobre lo gay en general. Esta invención de lo gay, prescinde de lo que los homosexuales puedan decir de sí mismos; su discurso queda anulado, devaluado, ridiculizado. Su verdad, queda reducida al silencio del secreto diferenciado, de la sospecha eterna, del encierro que todos fingen no conocer, de la agresión sin consecuencias, de la burla subterránea del estigmatizado. En suma, la verdad del Otro, queda librada, al lenguaje opresivo de la violencia. Una violencia simbólica que se ejerce, merced a estructuras mentales que subyacen a esta misma violencia, y que han sido las mismas, (salvo contadas excepciones), en todas las sociedades, en todas las culturas y, en todas las épocas.

*          Rosario Aquím Chávez, es Coordinadora General de Enlace, Consultores en Desarrollo. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación Social de la UCB, tiene dos Maestrías una en Desarrollo Rural y otra en Filosofía y Ciencia Política y actualmente, ha concluido el programa de Doctorado Multidisciplinario en Ciencias del Desarrollo del CIDES-UMSA.

1          HALPERIN, David, “San Foucault. Para una hagiografía Gay”. El cuenco de plata, Buenos Aires, 2004

2          Ríos H. Rubén, “Michel Foucault ya la condición gay”. Campo de ideas, Madrid, 2007. Director de la serie Intelectuales: Juan Carlos Kreimer. Primera edición: diciembre, 2007 pág. 61

3          Ibídem. Pág. 62

4          La migración obedece básicamente a causas socioeconómicas en nuestro país. Sin embargo, en la “Cumbre Social por la Integración de los Pueblos” (Cochabamba, diciembre de 2006) —un encuentro que buscaba reflexionar sobre los procesos de integración en el Continente Americano— también se reconoció como causal de migración a la orientación sexual e identidad de género.

            IRIARTE, Gregorio, Análisis Crítico de la Realidad, Compendio de Datos Actualizados, 16ª Edición, agosto de 2007, p. 265.

5          Reflexiones a la luz del texto de Didier Eribon “Reflexiones sobre la cuestión gay”, Anagrama, 2001.

Be the first to comment

Deja un comentario