diciembre 6, 2021

Capriles, con altos militares de EE.UU. en Colombia

El general Martin Dempsey, jefe del estado mayor conjunto de los EEUU realizó una visita a Colombia y coincidiendo, desde una cárcel de Estados Unidos, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso afirmó que financió la reelección de Uribe y reveló que militares y políticos venezolanos buscaron su cooperación para dar un golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez

El hecho es que, como se esperaba después de instalarse varias bases norteamericanas en territorio colombiano, este se ha convertido en centro de operaciones de conspiración de agentes contra la estabilidad del gobierno bolivariano de Venezuela.

En ese contexto los días 26 y 27 de marzo, el general Martin Dempsey, jefe del estado mayor conjunto de los EEUU realizó una visita a Colombia, sin cobertura de prensa y el Departamento de Defensa dio pocos detalles.

Entre los elementos dados a conocer, Dempsey viajo acompañado de una delegación militar de EEUU y miembros de la embajada en Bogotá, sosteniendo varias entrevistas con altos mandos militares de Colombia. El 27 de marzo, el jefe estadounidense viajo al municipio de Tibú, en el departamento de norte de Santander, en la frontera colombo-venezolana.

Sin embargo, pobladores colombianos y venezolanos de esta región fronteriza, le comentaron al corresponsal de un periódico local que hubo por lo menos una reunión del general Dempsey con el candidato presidencial de la derecha venezolana, Henrique Capriles Radonski.

En Venezuela se había denunciado que Henrique Capriles visitó clandestinamente Colombia, con objetivo desconocido y para ocultar su destino viajo en una avioneta privada con rumbo a Aruba y de allí a Bogotá, según publica la web Contrainjerencia.

La avioneta aterrizo en uno de los hangares destinado para aviones ejecutivos. Se conoció que sostuvo reuniones con Alberto Federico Ravell, Luis Guisti y JJ Rendon. Se especulo hasta de una reunión con el ex presidente colombiano Alvaro Uribe, enfrascado en construir un frente continental por el neoliberalismo.

El candidato opositor, después de las críticas por el viaje realizado a Colombia, reconoció que había visitado este país y señalo “mi viaje a Colombia fue de horas. No será la última vez que vaya. Tampoco será el último país que visite”.

Capriles no informo de la entrevista que sostuvo con el General Martín Dempsey. Tampoco dijo cuál fue el objetivo de la entrevista, qué temas trataron el candidato a la presidencia de Venezuela y general jefe del estado mayor conjunto de los Estados Unidos.

Demasiado obvio el silencio para no comprender que sea sospechoso.

MAS DENUNCIAS

Voceros de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sostuvieron sendas reuniones en Estados Unidos y Colombia con el objetivo de planificar acciones desestabilizadoras en el país, denunció el conductor del programa La Hojilla, Mario Silva.

El candidato presidencial de la derecha, Henrique Capriles Radonski, tuvo el miércoles una segunda reunión en Colombia con representantes de la empresa transnacional Pacific Rubiales -empresa donde labora el ex presidente de PDVSA, Luis Guisti- así como con el ex representante de la derecha venezolana Alberto Federico Ravell.

En marzo pasado, Silva denunció que Capriles sostuvo una primera reunión con Ravell y representantes de la petrolera Pacific Rubiales. Esa vez Capriles, según denunció Silva, llegó a bordo de un avión, con las siglas norteamericanas N455BK.

“Los señores se entrevistaron otra vez con Pacific Rubiales, quienes le habían prometido 30 millones de dólares y también unos empresarios afines al señor (Álvaro) Uribe Vélez (ex presidente de Colombia)”, denunció.

Actualmente, las autoridades venezolanas y colombianas investigan la presunta relación del ex director de Globovisión y actual dueño del canal neogranadino de noticias Cablenoticias, Alberto Federico Ravell, con los capos del narcotráfico.

Silva expresó que, paralelamente a la reunión en Colombia, el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, sostuvo un encuentro con la periodista Patricia Poleo, el ex banquero Eligio Cedeño y el ex magistrado Eladio Aponte Aponte, tres prófugos de la justicia venezolana. La reunión se habría sostenido en casa de Poleo en Miami, EEUU.

El conductor de Hojilla acotó que es propicio preguntarse de dónde salen los recursos para financiar a la MUD. “Habría que hacer una investigación de dónde están sacando millones de dólares los señores de la oposición”.

Patricia Poleo es reclamada por la justicia venezolana por su presunta complicidad en el asesinato del fiscal venezolano Danilo Ánderson, hecho ocurrido el 18 de noviembre de 2004.

Aponte Aponte tiene orden de captura -con difusión de alerta roja- de la Interpol, por ser señalado por la justicia venezolana de entregar una credencial de la Fiscalía Militar al narcotraficante Walid Makled.

En 2005, a Cedeño se le imputó la presunta comisión de delitos de distracción de fondos de ahorristas, obtención fraudulenta de divisas y contrabando agravado al tramitar dólares preferenciales para adquirir equipos electrónicos que nunca llegaron al país.

“Está abierta una conspiración, abierta en proceso, dura, porque se saben perdidos los de la MUD”, destacó Silva.

Be the first to comment

Deja un comentario