octubre 29, 2020

La Consulta, el hecho político del año 2012

Un balance global del año 2012, desde la perspectiva boliviana, permite concluir que el hecho político democrático más importante ha sido la realización de la Consulta en el TIPNIS.

Independientemente del resultado de la consulta -en la que las comunidades de los pueblos indígenas Moxeño, Yuracaré y Chimán adoptaron posiciones distintas respecto de la propuesta gubernamental de construir una carretera para unir a dos departamentos-, lo que destaca es que han sido los mecanismos de la democracia intercultural y no otros los que han permitido encontrar una salida a un problema que en su momento tensionó el país.

De hecho, 58 comunidades de las 69 que existen en ese territorio indígena participaron, a través de sus procedimientos propios, en el desarrollo de la consulta, de los que según información oficial 55 han expresado su acuerdo con la construcción de la carretera y 75 han manifestado su oposición al carácter de intangibilidad que se le dio a ese territorio por presión de la marcha de septiembre de 2011. Solo 11 de las 69 decidieron no ser consultadas.

Por eso, se puede afirmar lo siguiente:

En primer lugar, 2012 quedará registrado en la historia como el año en que Bolivia lleva adelante por vez primera una consulta a los pueblos indígenas en función de los tratados internacionales.

En segundo lugar, se trata de una experiencia que materializa la nueva Constitución Política del Estado que da vida al Estado Plurinacional en proceso de construcción.

En tercer lugar, se confirmó la plena vigencia de la democracia comunitaria y participativa, pues fueron los pueblos indígenas los que en base a sus procedimientos propios discutieron y llegaron a un acuerdo, primero entre sí, y luego con el Estado.

Por lo demás, es altamente importante el anuncio gubernamental de que la carretera será construida por encima o por debajo, con lo que se logra el objetivo comunicar a los pueblos y los departamentos de Beni y Cochabamba, pero al mismo tiempo se preserva la naturaleza.

Quizá para reforzar esa dirección de no antagonizar desarrollo con cuidado de la Madre Tierra, sería bueno que la Asamblea Legislativa Plurinacional y el gobierno trabajen en otras medidas complementarias para garantizar ese objetivo y además resolver otros problemas estructurales que enfrentan esas comunidades, como la falta de agua potable, escuelas, postas sanitarias, telecomunicaciones y seguridad alimentaria. Es decir, convertir al TIPNIS en el primer territorio en que se materialicen las metas establecidas por el presidente Evo Morales hacia el 2025.

La consulta ha sido realizada y también es recomendable extraer conclusiones para otras que se lleven adelante.

Be the first to comment

Deja un comentario