octubre 29, 2020

Día nacional contra el racismo y toda forma de discriminación

por: Denis Racicot

A casi dos años de haberse declarado, a través de la Ley Nº 139, el día nacional contra el racismo y toda forma de discriminación es necesario recapitular los antecedentes de esta decisión.

La lucha contra el racismo, la discriminación racial y toda forma de discriminación representa una de las tareas centrales de los Estados democráticos del mundo; así lo ha definido la Organización de Naciones Unidas, que desde su constitución ha decidido promover la relación entre los Estados basada en principios y valores que permita a todos los miembros de las sociedades nacionales ejercer libremente sus derechos y libertades. A partir de esa histórica decisión se han registrado importantes avances en el goce de los derechos humanos. Pero también persisten, antiguos y nuevos retos para superar los fenómenos del racismo y la discriminación, que impiden que amplios sectores de las sociedades puedan gozar de sus derechos. Estos principios y valores fueron claramente plasmados tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en la Declaración Universal de Derechos humanos.

En el ámbito internacional, durante las últimas dos décadas se han llevado adelante dos confe-rencias mundiales contra el racismo; la confe-rencia que se llevó a cabo en Durban, Sudáfrica el 2001, donde se abordaron los siguientes temas centrales: i) causas estructurales del racismo: colonia-lismo, esclavismo y pobreza; ii) las víctimas del racismo: Pueblos indígenas, Afrodescendientes, así como otros actores con múltiples formas de discriminación; iii) políticas y planes basados en diagnósticos nacionales. El 2009 una segunda conferencia mundial ha exa-minado los avances de las resoluciones alcanzadas en la tercera conferencia mundial e Durban contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y formas conexas de intolerancia.

Es importante recordar que la Conferencia de Durban afirmó que: a) el racismo, la discriminación racial, constituyen graves violaciones de todos los derechos humanos y obstáculos al pleno disfrute de esos derechos; b) la diversidad cultural es un valioso elemento para el adelanto y el bienestar de la humanidad en general, y que debe valorarse, disfrutarse, aceptarse auténticamente, y adoptarse como característica permanente que enriquece nuestras sociedades; c) la pobreza, el subdesarrollo, la marginación, la exclusión social y las desigualdades económicas están estrechamente vinculadas con el racismo, la discriminación racial, y contribuyen a la persistencia de actitudes y prácticas racistas, que a su vez generan más pobreza y que; d) Es posible un mundo libre de racismo, con la participación equitativa de todos los individuos y pue-blos en la formación de sociedades justas, equitativas, democráticas y no excluyentes.

Bolivia es un país que se caracteriza por su amplia diversidad cultural, donde conviven numerosos pue-blos con ricas manifestaciones culturales, relaciones sociales muy activas y participativas. Paradójicamente, es recién hasta el 2009 que se crea el Viceministerio de Descolonización que incluye la Dirección de Lucha contra el Racismo y la Discriminación; hasta entonces, el país no había aprobado ninguna medida legislativa y/o administrativa dirigida a superar los fenómenos del racismo y toda forma de discriminación, fenómenos que han coadyuvado a mantener injustas desigualdades afectando principalmente a los miembros de los pueblos indígenas, de los afro descendientes, las mujeres y diversos sujetos poblacionales, como se ha podido evidenciar durante el proceso de diagnóstico realizado por el Viceministerio de Descolonización con el apoyo de nuestra Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, durante los años 2010 y 2011.

A partir de 2009 Bolivia cuenta con un marco constitucional nuevo y fruto de una actuación decidida de los sectores históricamente excluidos y discriminados como son los pueblos indígenas, las mujeres, los afro-    descendientes. La composición actual de los órganos de poder públicos; la Asamblea Legislativa Plurinacional, el Órgano Ejecutivo y el Poder Judicial, refleja de forma más adecuada la diversidad social, cultural y política del país. Bolivia, como Estado parte de la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial, desde 1970, está en el deber de realizar acciones en todas las esferas de prevención de estos fenómenos, sancionar a aquellos responsables que inciten a actuar con discriminación y tiene el deber de proteger a las víctimas del racismo y todas las formas de discriminación.

En ese marco el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia ha desarrollado un conjunto de iniciativas dirigidas a combatir este fenómeno, entre esas se encuentra la Ley 45 contra el racismo y toda forma de discriminación, un diagnóstico nacional desarrollado de forma participativa, sobre cuya base se elaboró la Política Pública con un Plan de Acción que incluye 17 Progra-mas Plurinacionales, la cual fue aprobada por el Comité Nacional contra el Racismo y toda forma de Discriminación, de conformidad a lo estipulado por la mencionada Ley. Sin embargo, la Política Pública no se encuentra aun en plena vigencia debido a la falta de una norma que establezca su aplicación a nivel de los diferentes Órganos del Estado responsables (Ejecutivo, Legislativo, Judicial y electoral).

Se debe destacar que el Gobierno nacional ha asignado recursos para las medidas de prevención de hechos de racismo y discriminación, lo cual ha permitido que: i) se haya habilitado la línea gratuita para denuncias, ii) esté en funcionamiento el sistema de registro y monitoreo de denuncias de hechos de racismo y discriminación, iii) esté activo el portal electrónico del Comité Nacional contra el Racismo y toda forma de Discriminación (que contiene información relevante en estas materias), así como haber dotado de un equipo técnico que ha ido incrementando sus capacidades profesionales para prestar la asesoría a otras dependencias gubernamentales. Es de destacar, que varios de los gobiernos departamentales están en proceso de constitución de Comités departamentales; Chuquisaca, Tarija, Pando, Potosí y Oruro.

Bolivia es un país que durante los últimos años está respondiendo a sus compromisos con la comunidad internacional relativos a la lucha contra los flagelos del racismo y la discriminación; al respecto es importante considerar que esta lucha es permanente y que la política pública contra el racismo y toda forma de discriminación debe contar con los recursos económicos adecuados y regulaciones operativas que permitan su plena implementación. La Ley No 139 que declara el día nacional contra el racismo y toda forma de discriminación se inscribe en este amplio campo de medidas gubernamentales aprobadas en esta materia, promoviendo medidas de prevención y de resarcimiento moral a la víctimas de los trágicos hechos del 24 de mayo del 2008.

El Relator Especial sobre ra-cismo, discriminación racial y formas contemporáneas de in-tolerancia, que visitó el país en septiembre de 2012, ha manifestado su complacencia por las medidas hasta ahora tomadas por el Gobierno nacional y ha alentado a intensificar los esfuerzos para mantener activas las políticas públicas para superar estos fenómenos.

Retomando las expresiones de Navi Pillay, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, afirmo yo también que “el racismo y la discriminación son un ataque a la esencia de la dignidad de las personas porque intentan dividir la familia humana, a la cual pertenecen todos los pueblos e individuos, en categorías de las cuales algunas se consideran más valiosas que otras. La historia ha demostrado repetidas veces que cuando se permite que la discriminación, el racismo y la intolerancia echen raíces en la sociedad, destruyen sus mismos fundamentos y la dejan dañada durante generaciones.” Bolivia se encuentra en el buen camino de superación de estos flagelos, desarrollando su vía propia de lucha, la cual se ofrece además como modelo al nivel regional e internacional.


*    Representante OACNUDH – Bolivia

Be the first to comment

Deja un comentario