noviembre 23, 2020

Entretenimiento televisivo como placebo ideológico

por: Adriana Salvatierra

Existe una diversidad de elementos que a lo largo de nuestra vida van delineando ciertas pautas de nuestro comportamiento; ante esto, los medios de comunicación y particularmente la televisión parecieran haberse consolidado como una herramienta indispensable para medir/manipular el comportamiento social y político.

Noam Chomsky sostiene que hay estructuras poderosas en la sociedad que prefieren ver a la gente adoctrinada y formateada sin que haga muchas preguntas, siendo obedientes, realizando la función que se les ha asignado y sin tratar de sacudir los sistemas de poder y autoridad. Esta realidad se afirma permanentemente cuando analizamos la programación de los canales de televisión nacional que cuentan con el mayor porcentaje de audiencia según una encuesta publicada el 2011 por la Revista In 1. Para muestra un botón:

De lunes a viernes la programación de UNITEL, medio de comunicación que cuenta con un 36% de seguimiento, apunta más de dos tercios de su programación (12 de 18 horas) básicamente a programas de entretenimiento que van desde novelas (7 al día), dibujos animados y algo de cine para los noctámbulos. Y pareciera incluso ser una distribución hasta razonable, pero para efectos de cálculos tomé en cuenta que de las 6 horas “informativas”, 3 se dedican a un programa matinal con una vocación basada en el entretenimiento. (Aclaro que incluí el programa deportivo por temor a una injusticia contra los amantes del fútbol)

Este análisis parcial de los contenidos programáticos de los medios de comunicación televisivos, quedaría escueto si no tomamos en cuenta la orientación de la información percibida esas pocas horas vinculadas a la comida familiar:

En los noticieros, titulares como “Inundaciones en Beni dejan 31 muertos y 37.600 familias damnificadas”, o “La Inseguridad crece: 2 atracos y un muerto” contrastan en menos de un segundo con la sonrisa de las “Magníficas”, el matrimonio de una Miss o el boulevard carnavalero; convirtiéndose en una locura informativa que como mensaje final no deja otra cosa más que la indolencia ante el sufrimiento ajeno y la sensación de que la única forma de abstraernos de las desgracias, es a través del placebo del entretenimiento.

Como último elemento, las pausas entre cada programa cuentan con una descarga de ofertas de productos que se presentan como una necesidad, generando en la economía familiar e individual la obsolescencia percibida sobre todo aquello que los rodea materialmente, desde su ropa hasta sus electrodomésticos.

Estas tres pautas son elementos generales utilizados en los medios de comunicación para manipular el comportamiento social y político de las y los bolivianos, en líneas generales, herramientas de enajenación ideológica que bien pueden coincidir con lo expuesto por Ramonet sobre los efectos ideológicos del cine catastrófico que busca crear la sensación y la seguridad que vivimos en el mejor de los mundos posible, generando en el seno de los espectadores una actitud pasiva e indiferente ante una sociedad que ciertamente está plagada de contradicciones sociales profundas, además de naturalizar la pobreza y la violencia buscando mantener el orden actual de las cosas.

Noam Chomsky las define como estrategias básicas de la manipulación mediática, y para cerrar este artículo cito 3 de 10:


•    Distraer y desviar la atención del público de los problemas importantes y los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones e información insignificante.

•    Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión para causar un corto circuito en el análisis racional y el sentido crítico de los individuos.

•    Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad



*    Joven intelectual cruceña – as.arriaza1989@gmail.com

1    El canal de televisión más visto en Santa Cruz, El Alto, Cochabamba y La Paz es Unitel (36%), seguido de Red Uno (21%), ATB (13%), PAT (8%), Bolivisión (6%) y Bolivia TV (5%). • Encuesta 2011. Revista IN: http://www.360.com.bo/DigitalIN/in19/

Be the first to comment

Deja un comentario