diciembre 4, 2020

Tribunal de La Haya ¿para denigrar?

Los regímenes neoliberales fueron los que más alteraron las normas legales, especialmente cuando se trató de implementar las privatizaciones, una de las acciones más torpes fue el descabezamiento del poder judicial; el magistrado Edgar Oblitas Fernández fue obligado a renunciar, de la misma forma varios vocales sufrieron esa afrenta hasta que más tarde fueron “reivindicados”.

Hoy todos los que apoyaron y apoyan las políticas neoliberales son fervientes defensores de la legalidad, no solamente en nuestro país sino que acuden a instancias de justicia mundiales como el Tribunal Internacional de La Haya.

Un señor con apellido bastante resbaladizo, juntamente a otros diputados de países vecinos, ha presentado una demanda contra el gobierno de Nicolás Maduro. Este es un acto del peor servilismo que un político puede realizar, pero el pudor no es un atributo de los neoliberales.

Para este tipo de actitud en la jerga política se acuñó la palabra “cipayo” derivación del persa “spahi”, para denominar a los soldados de la india que se subordinaron al ejército colonial británico, para reprimir a sus propios hermanos, así el cipayaje sigue vigente, es una muestra de la colonialidad que habita en las mentes neoliberales.

¿Qué daño causó Maduro a nuestro país? Desde el Gobierno de Hugo Chávez, hemos recibido mucha cooperación una relación entre iguales, sin sometimiento alguno ¿será ese el delito? ¿Es delito defender un Estado y una sociedad que quiere acabar la pobreza? ¿Es un delito defenderse de fuerzas paramilitares alimentadas desde el imperio? Por Supuesto que no, lo que se busca es apoyar la estrategia de lograr la renuncia de Nicolás Maduro, esa es la razón de esta peregrinación a La Haya.

Sería bueno averiguar, en el caso del diputado boliviano, cuántas peregrinaciones ha realizado a las zonas pobres de su departamento, cuántas políticas sociales ha apoyado o presentado, cuántos diálogos ha realizado con las organizaciones barriales, de jóvenes etc. Seguramente siempre tendrá saldos negativos.

En este ajedrez mundial, en el que día a día nos enfrentamos los países dignos y el imperio, los peones siempre están prestos a jugar su papel. Los cipayos modernos usan tecnología de punta, se incrustan en las organizaciones populares, en las cooperativas mineras, se encuentran en los ministerios, en los municipios, en fin en todo lugar desde donde prestan servicio al imperio, en esta actividad oscura por sus objetivos llegan tan lejos hasta Europa lugar donde nacieron los imperios.


*    Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

Be the first to comment

Deja un comentario