noviembre 27, 2020

Maritimizar para integrar Bolivia y la región

por: Luis Camilo Romero

Mientras Chile no repare el daño histórico a Bolivia y no le devuelva una salida soberana al Pacífico, las relaciones seguirán siendo “maritimizadas”, fueron así de contundentes las declaraciones del Presidente de Bolivia Evo Morales, como respuesta a la desafiante declaración de la presidente chilena.

Habrá que recordarle a la presidenta de Chile que el tema marítimo se incorporó, por primera vez y de manera oficial, en una agenda bilateral de trece puntos pactada entre ambos gobiernos, al inicio de su primera gestión gubernamental, donde se consideró varias opciones para dotar a Bolivia de un acceso al océano Pacífico y que no alcanzaron un resultado positivo por una actitud dilatoria de ese país.

Lo curioso es que ahora y no sabemos con qué intenciones, Chile trata de sacar de esa agenda bilateral el tema marítimo, cuando sus operadores políticos que trabajaron en una Comisión Mixta Bolivia-Chile, diseñaron una serie de propuestas para una salida soberana de Bolivia al Pacífico, y en consecuencia, ese tema ya estaba maritimizadodesde hace más de 8 años.

Y es que, a más insinuaciones o provocaciones de quienes forman parte del equipo jurídico de Michelle Bachelet, y en caso de que Chile impugne la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, ya lo han manifestado más de dos expertos en ésta materia, sería un error y la falta de voluntad política para resolver el asunto.

Pero también a parte de lo afirmado por el mandatario boliviano, agrupaciones de respaldo solidario a la causa de Bolivia, quienes estuvieron presentes en actos de reivindicación marítima en el país trasandino, dijeron que, quienes mantienen encendido ese conflicto “no es el pueblo chileno, sino grupos oligárquicos, que nunca han pensado en su hermano país vecino”.

Un dato importante es que el propio Evo Morales ratifico el sentimiento del pueblo boliviano para que el daño histórico se repare desde la Corte Internacional de Justicia y reitere que, “tiene mucha confianza y el pueblo boliviano tiene esperanza en la Corte”, y que como país pacifista prefiere que estos problemas se resuelvan ante los tribunales internacionales.

Somos un país pacifista, por eso apelamos, acudimos, a los tribunales internacionales para que ellos nos juzguen para que Bolivia vuelva al Océano Pacífico con soberanía, remarco en más de una oportunidad el Presidente Morales y en esa dirección dijo que la demanda sólo busca reparar un daño histórico que enclaustró a Bolivia y su desarrollo.

Pero también lamentó que se pretenda desconocer y observar la competencia de una Corte Internacional en la que se resuelven las controversias entre Estados de manera pacífica y que la demanda marítima boliviana, la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia está sólidamente establecida, y que existe consistentes argumentos para demostrarlo.

En el propósito de generar espacios de debate y análisis, Bolivia ya manifestó su intención en aperturar escenarios de diálogo y de crear confianza pero, en base a sinceridad y la verdad, “si se habla con sinceridad y verdad habrá confianza”, lo enfatizó Morales y aclaró que la demanda y el diálogo “no son excluyentes”, en alusión a la demanda internacional que interpuso Bolivia contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Otra dato favorable a Bolivia es que, no existe ningún precedente de una sentencia de la Corte en que se haya declarado la incompetencia total del tribunal para resolver un caso por esa vía, y por ende que, durante los alegatos, se haya puesto término a un caso por falta de jurisdicción.

A más búsqueda de tratar de objetar la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya para analizar la demanda boliviana por una salida al mar, hay más los quienes se suman al respaldo de ésta causa, como fue la presencia del Presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien visitó recientemente Chile y pidió que se resuelva el tema marítimo y planteó soluciones pacíficas ante los tribunales internacionales.

Finalmente, el presidente de los bolivianos en tono esperanzador y de gran proyección integradora manifestó que, el tema marítimo va a ser permanente, ya que el mundo entero conoce muy bien, y que recuperar su salida marítima va más allá de los deseos de querer pescar o bañarse en el mar, sino que pasa por una política seria, que apunta al desarrollo nacional, de integración para los bolivianos y para los países de la región.


*    Luis Camilo Romero, es comunicador e investigador boliviano para América Latina y El Caribe.

Be the first to comment

Deja un comentario