diciembre 4, 2020

El reloj del sur y los conservadores

El cambio de orientación de las manecillas del reloj de la Asamblea Legislativa Plurinacional, de la derecha hacia la izquierda, y el regalo de éste tipo de reloj con el mapa de Bolivia donde figura nuestro mar, ha provocado la reacción de los sectores conservadores dentro y fuera del país.

En el país, esos mismos que critican todo lo que hace el gobierno, absolutamente todo, expresan reacciones que van desde las de carácter ideológico-político (el reloj gira a la derecha) hasta las que llegan a las descalificaciones (ahora hay que colocarse el calzoncillo encima del pantalón), pasando por ironías como la de cambiar la orientación del mapa boliviano. Obviamente, tiene que ser con su manera de ver el mundo.

En Chile, además de opinar que el reloj del sur es una excentricidad, el gobierno y los políticos de ese país reaccionaron furibundos por la presencia del mar en el mapa boliviano.

Es decir, ambos sectores ubicados geográficamente en lugares distintos, no hicieron otra cosa que reflejar un razonamiento descriteriado y falta de ubicación epocal.

Los primeros, debido a que no quieren ver que el cambio de la orientación de las manecillas no cambia el sentido de la hora. Ni la adelanta ni la retrasa. Gire a la izquierda o a la derecha, la hora es la misma. Lo que cambia es el tiempo en su sentido histórico.

Los segundos, debido a que son incapaces de admitir que están frente a un Estado Plurinacional cuya iniciativa los está dejando permanentemente en off side. Por supuesto que la incorporación del mapa es una decisión política que expresa la irrenunciable posición boliviana de reclamar el derecho soberano sobre las costas del pacífico.

Toda revolución implica cambios en las estructuras política, económico-social e ideológica. También produce cambios en el orden simbólico y eso está pasa, como con otras cosas, con el reloj del sur. América Latina vive un cambio epocal que exige mirar, pensar, hacer y sentir las cosas de manera distinta.

Be the first to comment

Deja un comentario