noviembre 24, 2020

¡Paren todo! Hablemos de Marx un momento…

por: Inti Tonatiuh Rioja Guzmán

El economista Jorge Viaña, ensaya, en una entrevista hecha por el politólogo Inti Rioja, una interpretación gruesa del Capital y de otras perspectivas del pensamiento de Carlos Marx.

En los años noventa, el sociólogo y abogado Hugo Zemelman exponía en la Ciudad de México varias ideas sobre el paradigma del pensamiento crítico en relación a los retos de las ciencias sociales en América Latina, entre sus propuestas mencionaba lo siguiente: “a veces no sabemos porque leemos a un determinado autor, lo leemos porque está en la bibliografía, pero no sabemos para qué, cómo nos estamos relacionando con el conocimiento acumulado, ¿Cómo?” [1].

Lo mencionado expone un problema de carácter metodológico que refleja la poca consistencia de trabajar el pensamiento de un autor. Expongo ésta breve idea, debido a que finalmente llegaron a mis manos los tres tomos de El Capital de Carlos Marx, es así que con el propósito de encontrar un relacionamiento con el conocimiento acumulado, tuve la oportunidad de entrevistar al economista marxista Jorge Viaña [2], quien amablemente respondió a varias de mis interrogantes en torno a la obra citada.

Fue bastante interesante la entrevista, por lo que comparto con ustedes un resumen de algunas de las respuestas.

Inti Rioja (IR).- ¿Cuál es la obra central de Carlos Marx?, ¿Por qué?

Jorge Viaña (JV).- La teoría y la práctica del más alto nivel representan su mayor obra. El Capital nace de una necesidad muy grande de la propia práctica, Marx hace su tesis doctoral en Epicuro y Demócrito, el era filosofo, y a los 23 años acaba la tesis y ve la necesidad de aprender economía, el año 1842 empieza sus estudios en economía en Paris donde conoce a Engels, en realidad él le empieza a enseñar economía, después por su cuenta redacta un texto muy importante que es “Los escritos económicos filosóficos” de 1844, intentara escribir seis grandes libros en su vida, el primer libro lo va reduciendo al máximo y se queda en cuatro partes, el tenia un plan enorme, concentra casi toda su vida en eso, lastimosamente hasta ahora no conocemos la dimensión total de sus escritos, veras, existen once tomos de unas mil páginas que no se conocen. Por otro lado, Marx tuvo una forma de actuación bastante destacada, por ejemplo; la revolución del 1848, la liga de los comunistas, sacar el manifiesto para la revolución, entre muchas otras cosas importantes nos muestra que su obra se complementa perfectamente con sus escritos históricos que estaban en función de un aporte práctico muy importante.

IR.- A grandes rasgos ¿De que se trata El Capital?

JV.- Marx logra publicar el tomo uno, después de su muerte Engels tarda varios años en publicar el tomo dos, es así que El Capital está organizado en tres niveles; producción que es el tomo uno, circulación y producción global que es donde Engels reduce al máximo la posibilidad pero mete clases sociales. Marx agarra todo lo profundo de varios autores y retoma lo más avanzado del pensamiento crítico que parte desde 1840 hasta 1860, pero es ensamblado en otra matriz de pensamiento que como el mismo plantea en los manuscritos de 1844 es un desarrollo materialista riguroso y científico alejado de las visiones más positivistas del cientificismo de la época. El núcleo de El Capital es el discernir el nacimiento de las economías mercantiles y el nacimiento del capitalismo, describiendo también, la génesis de cómo funcionan las lógicas capitalistas, por ejemplo, las formas de valor que son desarrolladas de manera abstracta, teórica e histórica, son debates muy importantes que se encuentran presentes en la actualidad mundial.

IR.- Sobre la presencia en la actualidad mundial, se le critica a la obra de Marx que es atemporal, en ese sentido ¿Es el tiempo un impedimento para su pensamiento?

JV.- Existen dos grandes elementos para la discusión de la temporalidad, el primero, un cierto eurocentrismo de época de Marx, el segundo elemento es linealismo en relación a que todos los países mostrarían una misma tendencia, el mismo Marx se sorprende de las primeras traducciones en idioma ruso e italiano porque el escribe su libro para los ingleses y franceses. Yo creo que Marx trabajaba con lo que Zavaleta menciona, la reducción de los márgenes de incertidumbre, no trabajaba con absolutos, no menciona que todos los países del mundo tenían que ser como Inglaterra, el indicaba a países que mostraban ciertas tendencias. Si tu vez así a Marx relativizas un poco su atemporalidad, si existía una cierta forma de eurocentrismo y de linealismo pero de una forma mucho más lucida, cauta y reflexiva que el 90% de los autores, incluso de pensamiento crítico del presente.

IR.- Finalmente preguntarte ¿Por qué Marx no era marxista?

JV.- Marx plantea eso a unos alemanes que van a hablar con el, esto está en algunas cartas, justamente porque el manifiesto tiene una frase muy bonitas que dicen algo así; nosotros los comunistas no estamos tratando de adecuar el mundo a las ideas de tal o cual reformador del mundo o descubridor de algo, el comunismo es el la superación del orden de cosas existentes que se desenvuelve ante nuestros ojos. Entonces, yo te diría que habría que retomar la idea de que el marxismo es un método, asimismo lo mencionado por Sartre que es una práctica, es las dos cosas. Él quería distanciarse de visiones que hacían cosas muy complicadas como instalar un doctrinarismo muy dogmático que llevaba a la adulación y el culto a la persona, Marx despreciaba profundamente eso debido a que te anula demasiado el pensamiento crítico, creo que por eso el no forma parte de eso, lo que el buscaba era posicionar la lucha de los obreros, de la gente anónima que esta luchando por superar su situación, por eso no se necesitan construir “ismos”. A el le molestaba mucho la gente muy dogmática y muy doctrinaria que amaba feligresías de devotos, eso no era lo que se necesitaba para hacer pensamiento crítico.

IR.- Muchas gracias.


* Joven politólogo boliviano, @intirioja

1 Zemelman, Hugo. El paradigma del pensamiento crítico en la teoría social latinoamericana. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 1996. Pg. 243.

2 Al comentarnos un poco de su relacionamiento con el pensamiento marxista, Jorge, comenta que desde muy joven por el empuje del apoyo al movimiento minero empieza sus primeras lecturas, ya en la universidad, con el profesor Juan Pablo Bacherer durante tres años estudia rigurosamente los tres tomos, posteriormente, empezaría una autoformación de ya varios años concentrada en profundizar a detalle el pensamiento crítico de Carlos Marx.

Be the first to comment

Deja un comentario