diciembre 2, 2020

Venezuela y el Consejo de Seguridad de la ONU

La articulación de América Latina con China y Rusia cada vez más conquista resultados contra la política injerencista de los Estados Unidos. El jueves pasado, la República Bolivariana de Venezuela fue elegida como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La incorporación de Venezuela –hoy permanente asediada por la contrarrevolución con inocultable apoyo financiero de EEUU- fue resultado del crecimiento de una corriente contrahegemónica en la ONU que cuestiona el abuso y la soberbia que el imperio ejerce desde el Consejo de Seguridad para imponer sus intereses geoestratégicos.

La férrea oposición de EEUU no pudo impedir que 181 votos a favor y 10 abstenciones finalmente canalizaran el ingreso al Consejo de Seguridad, lo que quiere decir incluso que ni Francia ni Gran Bretaña –que se abstuvieron- respaldaron la política estadounidense.

Es evidente que la incorporación de Estados no afines a Washington al Consejo de Seguridad, aunque sea como miembros no permanentes, es fundamental mientras no se logre una modificación de las Naciones Unidas que impulse la democratización del organismo mundial supranacional. Es otro campo de disputa en el que la lucha por la paz es primordial.

Asimismo, este resultado es una expresión concreta de la articulación entre América Latina y los demás países del G77+China, pero también con Rusia.

Be the first to comment

Deja un comentario