noviembre 23, 2020

¿Existe un guevarismo militante?

Los violentos sucesos de México, del Oriente medio, Colombia, la insurgencia guerrillera en Paraguay, la resistencia Kurda, la resistencia palestina y los conflictos en el África, ponen en la agenda del debate político el tema de la violencia como la continuación de la política por otros medios.

Desde siempre la violencia ha sido patrimonio de las políticas expansionistas del imperialismo, y hoy en este siglo XXI tienen este mismo origen. EE.UU. prepara mercenarios para derrocar gobiernos y luego estos mercenarios se vuelcan contra sus creadores, entonces es necesaria la participación imperial para “pacificar” estos territorios ¿planificación estratégica del conflicto? Es posible.

Esta estrategia de expansión del conflicto, para luego implantar regímenes pro-imperialistas, no ha variado desde el siglo pasado. Paralelamente las fuerzas populares, con evidentes desventajas, han presentado resistencia y en otros casos insurgencia.

Es evidente que la “cuestión del método” está a la orden del día y ya no simplemente desde el análisis de la ortodoxia marxista, ya los zapatistas nos dieron una lección de resistencia-insurgencia armada desde las claves de la identidad cultural, en el contexto del México actual, los zapatistas siguen ganando la batalla simbólica, hoy se habla de otra emergencia guerrillera en la zona de Guerrero.

¿Y cómo andamos en el cono sur? En el Paraguay el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), con dificultades se encuentra activo, en la Argentina los movimientos de jóvenes guevaristas, se encuentran en profundos debates acerca de la vigencia del pensamiento del Che.

¿Se concluirá en la cuestión del método? No sabemos, pero si de recuperar el pensamiento del Che se trata, no se puede obviar lo central de su pensamiento: la puesta en práctica de la violencia revolucionaria.

En nuestro país, desde la gesta del 67, hemos pasado por varias experiencias fallidas de guerrilla urbana y guerrilla rural, el actual proceso ha nacido de otras prácticas, no exentas de hechos violentos como las masacres en la zona cocalera del chapare, el altiplano y la ciudad de El Alto; pero que no constituyeron la propuesta central de resistencia al modelo neoliberal.

¿Qué pensarán los guevaristas bolivianos? No conocemos propuestas políticas, solamente se han realizado algunos actos de recuperación de la memoria revolucionaria, pero nunca hemos leído un apoyo a los movimientos revolucionarios existentes en el mundo y la región, que se encuentran desarrollando guerras revolucionarias.

¿Será que el peso de la democracia liberal ha sido más fuerte que la liberación nacional? Esta no es una interrogante inocente sino una invitación a repensar el decurso del actual proceso boliviano, que algunos lo asemejan a un “nacionalismo revolucionario renovado”, otros como un nuevo paradigma civilizatorio, que incluye un proceso descolonizador.

¿Qué piensa el marxismo-Guevarista?


* Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

Be the first to comment

Deja un comentario