diciembre 3, 2020

Balance del sector hidrocarburos

por: María Luisa Auza Vidal 

La nacionalización de los hidrocarburos realizada el 1ro. De mayo de 2006, ha permitido al pueblo boliviano la recuperación de la propiedad y control de los recursos hidrocarburíferos. Este trascendental hecho histórico ha permitido al Estado apropiarse de los ingresos provenientes de la renta petrolera, los que se incrementaron de un promedio de 565 millones de dólares por año entre el 2001 y el 2005, a 3.500 millones de dólares en promedio anual entre el 2006 y 2014, lo que implica un aumento de más de 600%.

(Ver cuadro en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1419566598/digital/#/34/zoomed)

Más allá de las cifras, la recuperación de la propiedad de nuestros recursos naturales, permite la definición soberana de la política hidrocarburífera del país, por tanto la decisión del uso y destino tanto de la producción generada, como de los ingresos percibidos por su comercialización. Esta política define como lineamiento fundamental la priorización en la atención de las necesidades internas de provisión de gas natural y combustibles, recuperando así el valor de uso de los hidrocarburos en las necesidades sociales existentes.

La Constitución Política del Estado define el derecho de la población a acceder al gas natural como servicio básico. En cumplimiento de este mandato, entre 2006 y 2014, el consumo de gas natural en el país se ha incrementado de 3,9 a 11,8 MMmcd, es decir se ha triplicado. Las familias de los principales centros poblados ven como año tras año la red de gas natural llega a sus hogares permitiendo no solo el acceso a este energético de manera cómoda y segura, sino que le disminuye sus gastos mensuales pues de los Bs.22,50 que se destinaba a comprar 1 garrafa de GLP ahora paga Bs.8 por similar consumo energético. Antes de la nacionalización sólo 28.021 usuarios tenían acceso al gas natural domiciliario, al 2014 se tienen más de 487.000 usuarios a nivel nacional y se programa sobrepasar el millón doscientos mil usuarios hasta el 2025.

El 2014, se ha dado un salto cualitativo importante en la atención de las necesidades de energía de la población: ya son tres (San Julián, Tupiza y Chiquito) las poblaciones de las 27 programadas que acceden al Gas Natural Licuado (GNL). El resto de los 24 poblados se irán incorporando a este sistema virtual de provisión de manera paulatina durante el 2015.

En cuanto a la provisión de combustibles como gasolina especial, GLP, diesel oil y otros el abastecimiento ha sido permanente El año 2014 se incrementó la producción nacional de gasolina especial y GLP de manera suficiente para abastecer la demanda existente, y logrando en ambos casos el autoabastecimiento y concluyendo en si bien las importaciones de estos combustibles han sido constantes hasta el 2013, ahora se generan excedentes para exportar como es el caso del GLP a países como Paraguay, Uruguay y Perú que son mercados que demandan de nuestra producción. Las exportaciones de gas natural realizadas al Brasil y la Argentina, permiten ingresos que entre el año 2006 y 2014 suman 31 mil millones de dólares americanos [1].

Si bien estos resultados son muy importantes, aún resta por avanzar en la utilización de los hidrocarburos como energía dinamizadora de los procesos productivos. Del 2006 al 2013, las regiones han recibido $us. 6.207 millones por IDH, considerando región a los recursos asignados a gobernaciones, gobiernos municipales y universidades en cada departamento. De los mismos, el 63% se han utilizado en proyectos de inversión, un total de $us. 4.039 millones, de los cuales aproximadamente el 12% han sido destinado a proyectos productivos, 49% proyectos de infraestructura, 35% proyectos del área social y 4% proyectos multisectoriales.

Por otro lado, parte de los recursos de los hidrocarburos han permitido la implementación del programa social del Estado destinado a los sectores más vulnerables a través del pago de la Renta Dignidad a los adultos mayores, con un impacto de 13,5% en la reducción de la incidencia de pobreza [2]; el pago del Bono Juancito Pinto a los niños en edad escolar, que ha contribuido a mejorar la permanencia y culminación de estudios en los grados correspondientes de educación primaria y secundaria. Entre los años 2006 y 2014 YPFB aportó 444 millones de dólares [3] para el pago de la Renta Dignidad y 222 millones de dólares al Pago del Bono Juancito Pinto [4], recursos que significaron el 51% del monto total pagado en este beneficio.

Conseguir estos resultados ha requerido desarrollar la producción que el 2006 llegaba a 35,72 MMmcd y el año 2014 se proyecta alcance a 64,75 MMmcd de gas natural de venta [5], lo que significa un incremento de 81% en la producción promedio por día.

Sostener esta producción implica multiplicar los esfuerzos para reponer las reservas consumidas periodo tras periodo y por supuesto garantizar su desarrollo para el consumo futuro. Entre el 2009 y el 2013, se han certificado reservas probadas de 9,94 TCF y 10,45 TCF respectivamente, con las que se tiene garantizado el abastecimiento del país y el cumplimiento de los compromisos de exportación por los siguientes 12 años [6].

En materia de industrialización, que es un mandato popular y una decisión gubernamental, se ha avanzado. Ya se encuentra en plena ejecución la construcción de la Planta de Urea-Amoniaco que hasta el 2014 muestra más del 55% de avance físico en su implementación y que producirá fertilizantes que dinamizarán la producción de alimentos en el país y exportará el resto al exterior.

Otro logro importante en 2014 ha sido la conclusión de la Planta de Gran Chaco que producirá más de 2.200 Toneladas Métricas Día (TMD) de GLP, 1.600 BPD de Gasolina, 3.100 TMD de etano y más de 1.000 BPD de isopentano. Con estas plantas en pleno funcionamiento, se ha iniciado la industrialización de los hidrocarburos en el país.

Los avances en estos años son impresionantes, sin embargo, aún hay temas sobre los que es necesario reflexionar para consolidar lo logrado y profundizar el alcance de la nacionalización de los hidrocarburos en el futuro.


* Miembro de la Red de Economía Política Crítica

1 La gestión 2014, considera ventas de gas natural hasta el mes de octubre.

2 UDAPE, Julio 2013 “El impacto de la Renta Dignidad”.

3 Fuente: exposición Lic. Carlos Villegas Q. del 29 de noviembre de 2014 en la Reunión Ministerial del G77 “Gobernanza de los Recursos Naturales y la Industrialización”.

4 Banco Central de Bolivia, Junio 2014, Evaluación de Impacto del Bono Juancito Pinto en Bolivia

5 Fuente: exposición Lic. Carlos Villegas Q. del 3 de diciembre de 2014 en el BCB.

6 AN-YPFB, Declaración Lic. Carlos Villegas Quiroga, 30 de agosto de 2014

Be the first to comment

Deja un comentario