noviembre 29, 2020

Crecimiento mundial decepcionante versus crecimiento boliviano alentador

Desempeño de las principales regiones de la economía mundial.

Las economías desarrolladas han proyectado signos de recuperación lenta, que a estas alturas del periodo han tenido que ajustar sus expectativas hacia abajo. Por ejemplo, la FED de los EE.UU (Banco Central de los norteamericanos) que anunció levantar los incentivos en este 2014, ha tenido que postergar esta medida porque aún no existen las condiciones para que levanten estos incentivos. En resumen, los desempeños económicos de las principales áreas del mundo, fueron la que resumimos a continuación:

• La economía norteamericana se ha caracterizado por haberse contraído en el primer trimestre, si bien se recupera levemente en el segundo semestre, tuvo que ajustarse a la baja sus perspectivas de crecimiento, del 2,8% inicialmente previsto al 2,1%.

• En la Zona Euro, los resultados del crecimiento son decepcionantes, poniendo en evidencia la fragilidad de las medidas de incentivos que pusieron en práctica. Las políticas recomendadas por la troika (FMI, BCE, UE) no tuvieron los resultados esperados. El neoliberalismo campea en la zona sin la mayor vergüenza por sus fracasos.

• En Japón, se observó una recesión entre el segundo y tercer trimestre del año, explicado principalmente por el consumo. Sin embargo el PIB se contraerá más de lo previsto, tras un incremento del impuesto al consumo.

• Las economías emergentes, exhibieron cierta tendencia a la desaceleración de su actividad y se estarían adaptando a un crecimiento más lento. Sin embargo el crecimiento de estas economías sigue representando el grueso del crecimiento mundial con un pronóstico del 4% para el 2014.

• A nivel de la región de América Latina y el Caribe (LAC), se confirmó la desaceleración en el dinamismo del crecimiento, especialmente en economías como Brasil y Argentina. A pesar de este contexto, el desempeño de Bolivia se mantuvo en línea con lo esperado. La tendencia decreciente del producto en América Latina sugiere que existen factores estructurales que están afectando el desempeño de la región. Uno de estos factores es la inversión en infraestructura, la cual no solo es considerada como un obstáculo para lograr un crecimiento sostenido, sino también un impedimento para el desarrollo económico.

Como se observa, el panorama mundial no es alentador. Aunque a diferencia de otros procesos de crisis en los cuales todo estaba supeditado a las decisiones que tomaban los centros hegemónicos de la economía, principalmente los norteamericanos; ahora debemos estar también, vigilantes ante las decisiones de los países emergentes y las que vayamos a tomar los países de la región de LAC para afirmar nuestras soberanías económicas y no retroceder en las medidas de redistribución que se han estado ejecutando en los últimos años.

La Economía Boliviana, primero en crecimiento

En el marco de las economías de Sur América el crecimiento de la economía boliviana se colocará en el primer lugar, en un rango entre el 5,4% y 5,7%. En tanto que medido entre todas las economías de LAC, el crecimiento boliviano estará en el tercer lugar, después de Panamá y República Dominicana, estos últimos rondando el 6% en su crecimiento

Crecimiento del PIB

El Presupuesto General del Estado 2014 proyectó que el crecimiento del PIB llegaría al 5.7%, los sectores que justificaban este crecimiento era: el industrial, con la expansión de los proyectos impulsados por hidrocarburos; la construcciones y obras públicas, con la construcción de caminos e infraestructura para salud y educación y; el sector de producción de energía eléctrica, con la puesta en funcionamiento de plantas termoeléctricas del sur a conectarse al sistema nacional. El informe del IGAE al mes de agosto y las proyecciones que se elaboran es ese mes, para fin del periodo, destacan demás, crecimientos importantes en sectores como: Establecimientos Financieros, Servicios de la Administración Pública, Transportes, Restaurantes y Hoteles.

(Ver Cuadro adjunto en PDF en: https://www.la-epoca.com.bo/portada/1419566598/digital/#/36/zoomed).

El desempeño de la economía para el 2014 muestra la continuación del crecimiento sostenido. Crecimiento que tiene como fundamento principal al mercado interno, más o menos en un 86% del total del crecimiento hasta agosto (5,2% anual). Estimaciones recientes plantean que, cerraríamos la gestión con un crecimiento en el rango entre el 5,4% y 5,7%.

Los datos demuestran que el desempeño de la economía boliviana al mes de septiembre ha sido del 5,4% de crecimiento, 0,2% más que al mes de agosto (cuadro 1). Con este crecimiento y con el que se vaya a cerrar se coloca a la punta de todas las economías de América del Sur y, en segundo lugar a nivel de toda América Latina y el Caribe (LAC).

La solvencia convencional que muestran las cifras macroeconómicas de la economía boliviana ha permitido que dos calificadoras de riesgo, Fitch Ratings y Standard & Poors, suban la nota del país a BB positiva, nota que nos coloca a dos peldaños de obtener la triple B y aumentar nuestra aptitud para las inversiones y capaz de atraer recursos por la emisión de títulos de valor y acciones.

En importante relacionar los datos con el modelo económico vigente, el cual ha permitido esta dinámica de la economía, sobre todo, a nivel interno. Modelo que aprovecha, de manera sustantivas, la medida de nacionalizaciones que se hicieron a lo largo de los últimos periodos.

Así mismo, la continuación y profundización del modelo “Productivo, Social y Comunitario” va a depender de las decisiones adecuadas y oportunas que se vayan tomando en los próximos periodos. En este sentido, es imprescindible retomar la “planificación de mediano y largo plazo”, considerando la participación de las organizaciones y movimientos sociales y del paradigma latinoamericano en materia de planificación. Para este último caso, recomendamos retomar la escuela de Mattos, paradigma que se ha estado conduciendo la economía del Ecuador, por ejemplo.

El “programa de gobierno” del MAS_IPSP, con el cual se ganó las elecciones nacionales debe volcarse a el segundo “Plan Plurinacional para Vivir Bien” 2015-2020, plan de mediano plazo y, la Agenda 20-25 a un “Plan Plurinacional hacia el Bicentenario”, plan de largo plazo.

Avances en el proceso de industrialización

Uno de los temas a ser urgentemente debatidos y diseñados para su implementación, en nuestra opinión, es el tema de la industrialización. En esta materia se han dado significativos avances, como:

• Se puso a funcionamiento, después de 30 años, la planta fundidora de Karachipampa en Potosí, para refinar minerales con alta calidad, con el menor daño posible a la Madre Tierra.

• Arrancó la planta separadora de líquidos de Gran Chaco, en Tarija, permitirá la extracción de materia prima para la industria petroquímica.

• Se puso en marcha la planta separadora de líquidos de rio Grande y se avanzó en la construcción de la planta de Urea y amoniaco de Bulo Bulo, Cochabamba.

• Está en marcha las plantas experimentales para la industrialización de los recursos evaporíticos del Salar de Uyuni, reserva más grande del planeta.

• Se avanzó en las decisiones de la explotación e industrialización del hierro del Mutum.

El cálculo de los ingresos que podrían proporcionar estos proyectos en funcionamiento está alrededor de 2000 Millones de dólares.

Esta primea fase de la industrialización de recursos naturales debe convocar a la transformación de estos productos intermedios hasta llegar a industrializar productos de consumo final. Para este propósito, además del concurso de los otros niveles de la economía, es necesario diseñar los modelos industriales regionales y nacionales, tal que, permitan complejos industriales expansivos en el espacio y beneficios para la población. Estos modelos no pueden repetir la triste construcción académica de los Polos de Desarrollo, que en los hechos nunca existieron.

Queda mucho por analizar y comunicar. Nos comprometemos a seguir haciendo esta tarea el próximo periodo de “La Época”. Nos despedimos, por ahora, deseando a nuestros lectores “una feliz Navidad y próspero 2015”.


* Docente investigador titular de la UMSA, miembro de la “Red Boliviana de Economía Crítica”

Be the first to comment

Deja un comentario