diciembre 5, 2020

Moscú en una Hoja de Invierno

por: Gustavo Pereira

Hay en Moscú sobre la helada

un arte de nacer

Nacen las noches de sí mismas El río de su cauce congelado

De una mano enguantada y casi en vano

      la despedida

                  de quien amó

                              nace como una bruma

      (Quien despide no sabe qué retiene

                              de aquello que dejó

      Toda partida es un ardid sublime)

La muchacha que aborda el subterráneo nutre bajo el abrigo la ternura

      que en otro reinará

El vendedor de diarios no insta a nadie

–no importa lo que digan las noticias–

                                         a tapiarse del mundo

Dos amantes ocultos en la sombra desconocen

      cuánto se pertenecen desde antaño

El hilo de las luces que se alejan se ciñe al horizonte

      de la vida que pasa

y Moscú nace otra vez en un copo de nieve sobre un coche empujado

      por una joven madre.


         *      Tomado de revista Casa No. 250.

Be the first to comment

Deja un comentario