noviembre 24, 2020

Dinosaurio

por: Horacio Salas 

Conocedor de las novelas de Darwin

para sobrevivir ha reducido su tamaño (casi en exceso)

y el mimetismo (el camuflaje) le da buen resultado

Cuando camina por Palermo no lo advierten no llama la atención

salvo si carga con un número inusual de volúmenes

o lee mientras saluda a los vecinos a los porteros de la cuadra

o cuando (por el rabillo del ojo para que no le descubran características de su especie)

observa ávidamente los ombligos que brotan en verano

Sabe que hay otros en el mundo que poseen estigmas similares

aman a Mozart a Haydn a Malher se emocionan con Bach

y varias sonatas de Beethoven los conmueven

no se equivocan al citar a Neruda y nunca se refieren a Borges

con ligereza de modelo que resbala sus largos muslos por una pasarela

Algunos además coleccionan postales centenarias

reconocen una frase de Proust de Flaubert de Barthes

disfrutan el banquete el sabor de los quesos bretones

las ostras los percebes o la luz de Picasso

El pobre dinosaurio para mimetizarse mira televisión todos los días

y hasta analiza sin errores visibles tácticas y estrategias detrás de las gambetas

Con el paso del tiempo cada vez permanece más días en la cueva

y lee para informarse de las furias del hombre

de las transformaciones que debe ensayar prolijamente para no

descubrirse

Pero los antiguos reptiles son reptiles y esos disimulos

por momentos se hacen evidentes

no les gusta mentir ni hablar de lo que ignoran

la vejez los ha vuelto eruditos bibliófilos

y en el fondo añoran la amplitud de los campos cubiertos de vegetación

de frescos pantanos y biquinis

Algunos dinosaurios utilizan la técnica de manera aceptable

Se indignan se resignan sufren le temen al dolor y a la muerte

se enamoran de humanas y tapan sus angustias tapizando de libros las paredes

Todavía cada tanto deslizan un poema

que como grandes huevos en la playa

serán festín de arqueólogos

en siglos venideros.


* Tomado de revista Casa No. 245.

Be the first to comment

Deja un comentario