noviembre 24, 2020

Las relaciones internacionales de los gobiernos subnacionales

por: Miguel F. Jiménez Canido 

En los últimos años la actividad internacional de los Estados y la noción misma de sistema internacional han cambiado sustancialmente. No es de extrañar que en ese contexto se planteara la idea del agotamiento del Estado, lo cual en la esfera internacional supone un número cada vez mayor de participantes en la toma de decisiones y más propuestas para resolver los problemas de la agenda global. Estos nuevos participantes son las organizaciones intergubernamentales, las organizaciones no gubernamentales, las empresas privadas multinacionales y los gobiernos subnacionales.

En ese marco, se viene construyendo un concepto dada la constatación del incremento de la actividad internacional de los gobiernos locales en la escena mundial. Este concepto es de la “paradiplomacia”, que se constituye en un fenómeno de estudio nuevo en el ámbito de las relaciones internacionales que surge en un contexto internacional que: 1) demanda una mayor agilidad de los gobiernos para atender asuntos que componen la nueva agenda mundial; 2) expresa la flexibilización del concepto de soberanía y; 3) la consecuente transferencia de algunos de sus atributos a actores supranacionales y subnacionales.

De manera general, la paradiplomacia se refiere a las actividades internacionales de los gobiernos locales sin perder de vista la esfera gubernamental que los une a su respectivo gobierno central; la paradiplomacia se refiere a las actividades de relacionamiento internacional de los gobiernos subnacionales, sea de Estados centralizados como descentralizados o federales, con entidades públicas o privadas del exterior en función de sus intereses sociales, económicos y culturales en franca consonancia con la política exterior de su país preservando los intereses nacionales.

En el caso boliviano, según nuestra Carta Magna, somos un Estado Unitario Social descentralizado y con autonomías. Nuestro régimen autonómico en Bolivia, busca distribuir las funciones político-administrativas del Estado de manera equilibrada en el territorio para la efectiva participación de la ciudadanía en la toma de decisiones, la profundización de la democracia y la satisfacción de las necesidades colectivas y del desarrollo integral del país.

Al ser Bolivia un Estado unitario con autonomías, se asume como competencia privativa del nivel central la política exterior del Estado, por tanto los gobiernos autónomos subnacionales tienen atribuciones en el marco de las relaciones internacionales en sujeción precisamente a la política exterior del Estado. De ahí se desprende la idea de que la negociación, suscripción y ratificación de tratados internacionales y otros intercambios internacionales responden a los fines del Estado y los intereses del pueblo.

En virtud de la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia y de la Ley 031 Marco de Autonomías y Descentralización, la normativa fundamental para regular el ejercicio del relacionamiento internacional de los gobiernos subnacionales es la denominada “Ley Básica de Relacionamiento Internacional de las Entidades Territoriales Autónomas”, Ley 699 del 1 de junio del año 2015.

Dicha norma es el dispositivo legal que permitirá que todas las entidades territoriales autónomas de nuestro país que poseen cualidad gubernativa puedan ejercer esta competencia, generando acuerdos interinstitucionales y autonómicos de carácter internacional en beneficio de su población. Asimismo podrán acreditar una comisión subnacional en el exterior que sea la encargada de realizar gestiones en el extranjero.

Para finalizar, debemos destacar que ha transcurrido un lustro desde la puesta en vigencia de la Ley Marco de Autonomías en julio de 2010, y pese al poco tiempo que el proceso autonómico tiene, son relevantes los avances cualitativos en comparación con regímenes descentralizados de mayor tradición en otros países e incluso si nos comparamos con algunos Estados federales.


* Licenciado en Relaciones Internacionales.

Be the first to comment

Deja un comentario