noviembre 24, 2020

Razones para un Sí

por: Teresa Morales Olivera 

Nunca hubo un presidente en Bolivia que se esforzara tanto por lograr mejorar la vida de su pueblo.

Cuando se pone en una balanza las razones que hay para votar en el próximo referéndum por el SI o por el NO hay que formular algunas preguntas elementales que deben servir de base a cualquier votante que todavía no tiene definido su voto.

Cualidades personales de Evo

¿Podemos creer lo que dice el Presidente? ¿Podemos poner en duda su integridad? ¿Su sinceridad al decir las cosas? Esta pregunta es altamente relevante porque más allá de los aciertos o errores que se cometan al gobernar, lo principal es que haya una transparencia personal, que sea auténtico su compromiso con el futuro de Bolivia y que ponga su máximo esfuerzo personal en lograr los objetivos nacionales.

La respuesta a esta pregunta no admite mayores dudas. Ni siquiera la gente que no comparte los objetivos del proceso de cambio liderado por el Presidente Evo Morales puede decir o demostrar que alguna vez él haya mentido o haya trabajado en secreto por una agenda personal en contra de los objetivos del país. ¿Hubo errores? Sí, sin duda los hubo, pero fueron reconocidos y rectificados, fueron varios los casos en que el Presidente se disculpó por alguna expresión o referencia inadecuada o equivocada.

Por otro lado, nadie puede dudar que el Presidente hace su mayor esfuerzo por lograr buenos resultados; nunca hubo un presidente que se esfuerce tanto por el país, que trabaje tantas horas al día, de lunes a lunes, que sacrifique sus horas de descanso, su alimentación y que se sobreponga permanentemente al agotamiento físico por lograr mejorar la vida de su pueblo. ¿Eso era así para los anteriores gobernantes? Todo el país sabía que ellos trabajaban por sus propios objetivos y está demostrado que en varios casos no fueron transparentes al hablarle al pueblo.

Responsabilidad económica

¿Cómo se puede evaluar su conducción del país? ¿Ha tomado decisiones sensatas? ¿Ha cometido muchos errores? Todos sabemos que un líder de un país como el nuestro lo primero que tenía y tiene que demostrar es una gran responsabilidad, expresada principalmente en el cuidado de la economía; mostrar sensatez en el manejo económico, cuidado y protección del patrimonio nacional y buenos resultados en esa materia.

La buena conducción de la economía del Presidente Evo ha sido ampliamente demostrada. Su realismo y responsabilidad en cuanto a la economía se puede demostrar en que se ha logrado el mejor crecimiento económico de América Latina llegando en promedio a 5,1% de crecimiento anual entre 2006 y 2014, consiguiendo aumentar el PIB per cápita de 1.037 a 3.116 dólares, logrando acumular unas reservas internacionales netas que en 2014 llegaron a 15.123 millones de dólares.; y todo esto combinado con medidas de redistribución económica que han sacado más de un millón de personas de la pobreza extrema.

Pero, por sobre todas las cosas, en la conducción económica ha recuperado y defendido el patrimonio nacional que fue enajenado por los gobiernos anteriores, ha devuelto a la patria la propiedad y los resultados del aprovechamiento económico de esos recursos. Esa fue la base material para todos los logros económicos alcanzados. Nadie, ni siquiera los sectores empresariales que a inicio del gobierno de Evo fueron opositores abiertos, pueden ahora negar que la economía esté marchando bien, y que lo más acertado y el logro vital fué la recuperación de los recursos naturales a través de la nacionalización.

El Estadista

Además de los logros económicos, ¿hay otros temas positivos para evaluar al Presidente? Objetivamente podemos decir que además de demostrar responsabilidad y sensatez en el manejo del erario público, ha actuado de manera contundente fortaleciendo la autoestima de los bolivianos, ha demostrado su audacia asumiendo desafíos difíciles de lograr pero que finalmente varios de ellos ya se hicieron realidad. Ha demostrado que los bolivianos somos capaces de grandes tareas.

A todas luces el Presidente Evo Morales ha demostrado ser un conductor que ha combinado la sensatez y responsabilidad con la audacia y el coraje requeridos para una líder. Pero todo eso ha sucedido porque él es un boliviano que nunca perdió lo que muchos de nosotros habíamos ya perdido antes de 2006: la capacidad de soñar; soñó que la mayoría de los bolivianos saliéramos de la pobreza, lo está logrando, soñó que todos tuviéramos acceso a los servicios básicos, lo está logrando, soñó que podíamos tener un satélite, lo ha logrado, soñó que podíamos producir computadoras y que todos los estudiantes las puedan usar, lo está logrando, soñó en un teleférico para La Paz, lo logró, soñó con vertebrar el país con carreteras para favorecer el desarrollo, lo está logrando, soñó acabar con la desnutrición, lo está logrando. Todos esos fueron y son compromisos cumplidos.

Pero, además, recuperó del rincón más profundo de los sueños de nuestro pueblo un gran sueño, el más grande y compartido de todos y se propuso avanzar, más seriamente que nunca, hacia el logro de un acceso soberano al mar para los bolivianos, y organizó un gran equipo que lo está logrando.

Junto al Presidente muchos bolivianos sin duda hemos comenzado a revivir nuestra capacidad perdida de soñar.

Nuevos sueños

¿Evo y su gobierno han cometido errores? Sí, claro que sí, han cometido errores (hemos cometido errores) y hay varias tareas que el gobierno no ha logrado. Varias cosas han salido mal, una de ellas la reforma del sistema judicial, que es algo que le duele a la sociedad; otro tema es que no se ha logrado terminar con la corrupción que desde siempre ha lastimado al país y que a pesar de los intentos hechos por el gobierno no se ha logrado exterminar. Existen otras muchas tareas inconclusas y pendientes, también errores no corregidos que deben ser reconocidos con humildad.

Pero, además de proponerse atender las tareas inconclusas, y corregir los errores, ahora el Presidente tiene nuevos sueños; Evo, Álvaro y el gobierno sueñan que todos los jóvenes tengan una vivienda propia, que todos los adultos logren tener un trabajo digno, que el 2025 ya no haya pobreza extrema, que la economía pueda sostenerse en gran parte por la exportación de energía a la región, sueñan en tener una planta nuclear con fines pacíficos para mejorar la salud y nutrición de los bolivianos, mejorar todavía más los indicadores económicos, sueñan todo eso para que finalmente todos y todas los bolivianos logremos Vivir Bien.

Be the first to comment

Deja un comentario