enero 18, 2022

Un momento para estar atentos

por: Edmundo J. Nogales Arancibia

La actual coyuntura política es complicada; no se termina de salir del conflicto que se tiene por la movilización de personas con discapacidad, y ahora se suma el despido de 800 trabajadores de la Empresa Nacional Textil (ENATEX), ocasionando la movilización de la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles de La Paz y la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, y, como si no bastara, a eso se agrega la movilización de abogados que piden la libertad del abogado de Gabriela Zapata.

El despido de los trabajadores de ENATEX se efectuó días antes del 18 de mayo, fecha en la que se recuerda la masacre de Pura Pura contra los trabajadores fabriles en 1950; por esa conmemoración el 18 de mayo es un día libre con goce de haberes para los trabajadores fabriles del país.

Se pensó para el 18 el escenario para que la movilización de los trabajadores retirados de ENATEX recibiera el apoyo de los trabajadores de los demás sindicatos de La Paz, quienes protestaron por las calles paceñas yendo hacia la fábrica cerrada. Esto causó repercusión dentro de la clase obrera, y la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia manifestó su respaldo al pedido de los trabajadores fabriles para que se anulen los despidos y se reincorpore a los trabajadores a su fuente laboral.

A nivel de la COB se habló de poner en debate el reencuentro con el Proceso de Cambio, y expresaron en los medios de comunicación que se convocaría a un ampliado nacional de emergencia. Este escenario permite a las posiciones ultraizquierdistas de algunos dirigentes sindicales plantear la ruptura con el gobierno, escenario que sin duda intentarán aprovechar quienes impulsan la creación de un partido de los trabajadores.

Igualmente, el caso de la detención del abogado de Zapata, Eduardo León, provocó la movilización de un montón de abogados y funcionarios de juzgados, que intentan que la corrupción y las redes de corrupción en la administración de justicia se las vincule con el gobierno. Es realmente vergonzoso cómo este gremio se moviliza con canciones de protesta (tradicionales de la izquierda) cuando en su mayoría son parte del sistema corrupto de injusticia en el país.

Mientras se acerca la Cumbre Nacional por la Justicia los movimientos sociales y el pueblo –víctima de las extorsiones de jueces, abogados, fiscales y de los funcionarios que se encargan de labores administrativas en cada juzgado– denunciaron la presencia de esos actores en las cumbres departamentales de justicia, porque éstos son identificados por la población como parte de los problemas estructurales de la justicia en Bolivia.

En ese escenario los colegios de abogados se encontraban deslegitimados, sin embargo en la detención de León encontraron la oportunidad de abanderarse con el discurso de libertad y democracia. Reitero lo vergonzoso de esto porque los colegios de abogados no cumplen ningún rol útil a la sociedad, se dedican únicamente a generar recursos económicos, desde el hecho de cobrar por la credencial a cada abogado para poder ejercer la profesión –que vale 200 dólares–, hasta incluso vender nichos y sarcófagos en el cementerio general, como ofertan en la página web del colegio de abogados de La Paz.

Es necesario ver en el escenario político las consecuencias de cada medida para evaluar el impacto que tendrá. Esta semana veremos el desarrollo de los conflictos, esperemos que el tema de los abogados no perjudique la cumbre de justicia que está permitiendo el debate con el pueblo sobre cómo debe refundarse la justicia en el país, y que en el conflicto de ENATEX se den soluciones con los propios trabajadores para así evitar la ruptura del bloque social revolucionario que es la base fundamental del Proceso de Cambio.


* Abogado, Integrante de la Escuela Nacional de Formación Política de La Paz.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario