diciembre 4, 2021

La CEPAL y las proyecciones de crecimiento para Bolivia y América Latina

por: Henoch Leonardo Ascarrunz Martínez 

Nuestro país ocupará el primer lugar de crecimiento en Suramérica con un estimado de 4.5%, siendo la demanda interna el principal motor de crecimiento.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) [1] realiza estudios económicos en la región de forma periódica, uno de ellos es acerca del crecimiento económico, y en su último informe prevé para América Latina y el Caribe una contracción de 0,8%; según Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, la economía de la región sería afectada por el complejo escenario que enfrenta Brasil y caídas mayores a las previstas en Argentina y Venezuela.

El retroceso que se prevé en la región es mayor al de la gestión pasada que llegó a 0,5% y está marcado por una situación adversa en comercio exterior e inversiones debilitadas.

“El momento económico que vive la región son shock de términos de intercambio, en donde siguen cayendo los precios de las materias primas”, puntualizo Alicia Bárcena.

La actual coyuntura ha sido particularmente difícil para las economías de América del Sur, pues este sería el período recesivo más intenso y prolongado que se ha registrado desde la crisis de la deuda, con caídas del PIB en 2015 (-1,7%) y 2016 (-2,1%) que superan con creces las registradas durante la crisis del mercado de crédito hipotecario de alto riesgo (Hipotecas Subprime) (-0,2% en 2009) y la crisis asiática de finales de la década de 1990 (-1,0% en 1999).

Según el análisis de la CEPAL el resultado promedio de América Latina y el Caribe obedecerá principalmente a la caída del crecimiento de dos de las mayores economías de la región: Brasil (-3,5%) y la República Bolivariana de Venezuela (-8,0%). Si no se incluyen estas economías en la estimación regional, el crecimiento del PIB de América Latina y el Caribe en 2016 se mantendría en terreno positivo, 1,7%, aunque reflejaría una desaceleración respecto de años anteriores.

Los principales socios comerciales de nuestro país

Argentina y Brasil sufrirán una contracción en sus economías.

En el caso de Argentina su crecimiento será de -1.5 %, y esto, según la CEPAL, se debe a lo siguiente: “los primeros meses de este año han estado marcados por el alza en las tarifas de los servicios públicos, debido a la eliminación de los subsidios, por la aceleración de la inflación, debido a la liberación del tipo de cambio, y también hay una caída de los salarios reales, con un impacto negativo sobre el consumo y la actividad”.

En el documento principal, la CEPAL indica que “la proyección de crecimiento para todo 2016 depende de los escenarios que se planteen para el segundo semestre. Sin fuentes externas de crecimiento de la demanda agregada (debido al estancamiento general del comercio mundial, agravado en el caso particular argentino por la recesión del Brasil), con una política fiscal que, según lo anunciado por el Gobierno, asumirá una posición neutra o contractiva, y ante un consumo interno retraído debido a la caída de los salarios reales, sólo una fuerte expansión de la inversión podría restablecer el crecimiento y ubicarlo en terreno positivo”.

En el caso de Brasil, la mayor economía de la región, la CEPAL mantuvo su proyección de una contracción económica del 3,5 por ciento este año, esto debido a nulas señales de repunte de sus principales motores de crecimiento.

La CEPAL destaca que la mantención de una elevada tasa de interés y su apreciación cambiaria son dos temas que están conteniendo la expansión del crédito y las exportaciones en Brasil.

“Los números de producción, comercio y servicios en Brasil todavía no hablan de una recuperación necesaria para una menor caída en 2016 (…) en el corto plazo hay desafíos muy fuertes en materia fiscal y en el mediano plazo está retomar las inversiones”, dijo Alicia Bárcena.

Además de Argentina y Brasil otros cuatro países mostrarán una contracción económica Venezuela (-8,0%), Surinam (-4,0%), Trinidad y Tobago (-2,5%) y Ecuador (-2,5%).

En cuanto al crecimiento regional estará encabezado por República Dominicana (6.0%), Panamá (5.9%), Nicaragua y Bolivia (4.5%), y Costa Rica (4.3%) (Ver gráfico).

Como vemos, según la CEPAL, nuestro país ocupará el primer lugar de crecimiento en Suramérica con un estimado de 4.5%, siendo la demanda interna el principal motor de crecimiento, apoyada por un alza en la inversión pública.

El PGE [2] para 2016 contempla un desembolso de US$ 6.395 millones, enfocado mayormente al sector productivo, este monto representa un 30,7% de incremento con respecto al ejecutado en 2015 el cual fue de US$ 4.892 millones.

La meta de crecimiento planteada por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas es de 5%, el cual, según las autoridades, estará impulsado por los sectores agropecuario, manufactura, servicios financieros y el sector público.

La proyección de la CEPAL y la meta de crecimiento se generarían en medio de una contracción en toda la región, pero de ser cumplidas nos mantendría como líderes Suramérica por cuarta vez en los últimos 10 años y este hecho es de gran relevancia sabiendo que nuestro país en otras épocas ocupaba los últimos lugares en crecimiento.

El Gobierno debe trabajar en el cumplimiento del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 para coadyuvar al cumplimiento de estas metas y en la superación de las proyecciones de las entidades económicas mundiales, demostrando que nuestra economía está fortalecida, además se debe mantener la inversión pública con eficiencia pero tratando de bajar el déficit que en los últimos dos años estuvo en ascenso.


* Integrante de la Escuela Nacional de Formación Política.

1 La CEPAL es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas y su sede está en Santiago de Chile. Se fundó para contribuir al desarrollo económico de América Latina, coordinar las acciones encaminadas a su promoción y reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo.

2 Presupuesto General del Estado.

Be the first to comment

Deja un comentario