mayo 6, 2021

Dirigencia del MAS afirma que “Tribunal” de Derechos de la naturaleza manipula información

Cochabamba, La Época.- El autodenominado “Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza», tenía la intención de manipular la información y tratar de llamar la atención a los pobladores del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), a tiempo de ingresar al lugar de la reunión, ya que no coordinó su ingreso con quienes deberían hacerlo como son las autoridades indígenas de ese territorio, aclaró el lunes el máximo dirigente del MAS en Cochabamba, Grover García.

“Su único fin fue confundir a las dirigencias de los pueblos indígenas del TIPNIS, ¿por qué no organizaron su ingreso y porque no coordinaron antes?”, recriminó el dirigente al conocer que activistas de ONGs, en esta ciudad, hicieron declaraciones intencionadas en sentido que, a la Comisión no les hubieran dejado ingresar a una reunión con los indígenas del TIPNIS.

El autodenominado  “Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza»,  que según una autoridad nacional es una red de ONG que no tiene estatus oficial, no pertenece a ninguna instancia de Naciones Unidas ni de la OEA» y que es parte The Global Alliance for the Rights of Nature, se trasladó este fin de semana a la zona del TIPNIS.

García señaló que, al margen de su falta de coordinación e información con los representantes de Consejo Indígena del Sur (Conisur), pretendieron distorcionar la información cuando informaron que hubo un «secuestro» de la autodenominada Comisión del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza, que intentaba ingresar TIPNIS y confirmó que no solicitó autorización para ninguna inspección.

Recordó al igual que el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, que su ingreso estaba garantizado  a la comunidad de Trinidadcito y que de igual manera, “debería haberse coordinado con las autoridades del gobierno como la Cancillería del Estado, y no con partidos de oposición”, remarcó.

Acotó que la dirigencia del MAS estuvo informada de lo que aconteció el pasado sábado y que “se los vio con sus movilidades, ellos estaban caminando, no se vio que haya secuestro», dijo al recordar que existe una ley que establece «bien claro» que se tiene que pedir permiso para entrar al TIPNIS.

“Es parte de una estrategia que tiene la derecha para manipular y desgastar al gobierno, poniendo ahora como pretexto “investigar y recoger información respecto de los derechos de los pueblos indígenas del TIPNIS”, manifestó porque quieren –dijo-“encontrar el apoyo de la oposición con fines políticos de desestabilización”.

Be the first to comment

Deja un comentario