mayo 6, 2021

Fidel y Chávez: América amanece

El 14 de diciembre marca el comienzo de un vínculo entre Cuba y Venezuela. Ese día, pero del año 1994, llegó por primera vez a La Habana el líder bolivariano Hugo Chávez, quien fue recibido por el Comandante en Jefe, Fidel Castro, con el objetivo de construir una sólida amistad entre ambos pueblos.

Pero lo que inició como una reunión para la cooperación bilateral de dos naciones se convirtió en un proceso renovador que cambiaría la fisonomía de la Patria Grande como nunca antes se había logrado.

Justo 10 años después Fidel y Chávez crearon un proyecto alternativo para contrarrestar la hegemonía de Estados Unidos en la región: la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que vio la luz un 14 de diciembre, pero del año 2004.

Con solo dos miembros fundadores –Cuba y Venezuela- el propósito de nuestros líderes era crear un instrumento capaz de desarrollar las bases de cooperación mutua y complementación política, social y económica, para impulsar el desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños.

El ALBA basaría sus acuerdos, a partir de ese momento, en los principios de cooperación, complementariedad y ayuda mutua, en contraste con el libre comercio y dominio de los mercados impulsado por los estadounidenses.

Hoy, a 14 años de su fundación, sus diez miembros representan la voz de la alternativa latinoamericana en materia política, económica y social, un bloque que lucha por el respeto a la soberanía y autodeterminación de las naciones.

Cuenta, además, con un importante movimiento de las fuerzas populares que representan un pilar de gran interés para los gobiernos revolucionarios de nuestro continente.

En momentos en que Estados Unidos y la derecha internacional han creado todo tipo de maniobras subversivas y guerras no convencionales para desestabilizar gobiernos legítimos y vulnerar la unidad alcanzada, es prioridad recordar los principios fundacionales de la organización regional y, por supuesto, a sus creadores.

Con el surgimiento del ALBA-TCP, Fidel y Chávez perpetuaron los ideales de José Martí, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Augusto César Sandino y de otros tantos héroes que lucharon por la independencia de América Latina y el Caribe, por una región unida, integrada y donde el ser humano fuera el recurso más importante. (tomado de Granma).

Be the first to comment

Deja un comentario