mayo 7, 2021

Cumbre del ALBA-TCP ratificó apuesta por la paz, la cooperación y la integración

La presencia de Fidel Castro y Hugo Chávez estuvieron en la cumbre del ALBA. Los presidentes de diez de sus países miembros, un invitado permanente y un observador, expresaron su compromiso de seguir luchando por una América Latina libre de amenazas de guerra y llena de cooperación, solidaridad, paz e integración.

La Habana ha sido testigo de la XVI Cumbre de la Alternativa Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP). En medio de una contraofensiva imperial y de la derecha en la región, los presidentes y jefes de Estado de los países miembros, concluyeron el encuentro haciendo suyo el compromiso adoptado por la CELAC, en 2014, de América Latina y el Caribe como zona de paz, así como ratificaron su compromiso de luchar por la solidaridad, la cooperación y la integración al servicio del ser humano.

No había duda de ello. Los jefes de Estado de los diez países miembros (Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Mancomunidad de Dominica, Granada, Sam Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, y Santa Lucía), el invitado permanente (Haití) y dos observadores (Surinam y El Salvador), destacaron el valor de la cumbre en un momento de una gran escalada de la derecha y de amenazas de retroceso en los campos de la democracia, los derechos y las conquistas sociales.

Una de las intervenciones más destacadas fue del presidente Evo Morales, quien recordó dos de las enseñanzas fundamentales de Fidel Castro, quien dijo que no hay que desanimarse y nunca dejar de pelear aun en las circunstancias más difíciles.

Pero también estuvo la presencia del Cmte. Hugo Chávez, quien después de lanzar el ALBA hace 14 años en La Habana, fue uno de los motores impulsores, quizá el más importante, de ese nuevo mecanismo de concertación política y de integración.

Los vientos de turbulencia se han incrementado en América Latina debido a los movimientos huracanados en el mundo, producto de una transición hegemónica en la que Estados Unidos se resigna a perder su condición de hegemón.

Estas las principales intervenciones:

Díaz-Canel: Necesitamos poner los limitados recursos que tenemos en lo fundamental

“Quién de nosotros no recuerda aquel 14 de diciembre de 2004, llegar al Teatro Karl Marx y Fidel colocando en el pecho del Comandante Chávez la Orden Carlos Manuel de Céspedes”, inició de esta forma su discurso inaugural, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, EN LA xvi Cumbre del ALBA-TCP.

EL mandatario recordó aquel 14 de diciembre de 2004 cuando nació el ALBA y Cuba fue una fiesta. “Quién de nosotros puede olvidar la alegría al ver a Fidel y Chávez firmar el acta del nacimiento del nuevo proyecto de integración”, dijo.

En un recorrido por la historia del proyecto integracionista latinoamericano Canel recordaba el primer lustro del ALBA y el cambio de nombre que conllevó con la entrada de Bolivia: “ya no era una Alternativa, sino una Alianza que con los aportes de Bolivia convirtiéndose en ALBA-TCP, de manera que hoy celebramos 14 años del ALBA y nueve del ALBA-TCP.”

Sean mis palabras para todos que hemos saldados en menos de 15 años deudas de siglos, dijo y además se refirió a los logros alcanzados durante estas décadas como la declaración de Territorios Libres de Analfabetismo, en los casos de Venezuela (2005), Bolivia (2008) y Nicaragua (2009).

Los avances de la Misión Milagro que ha devuelto la vista de forma gratuita a más de 5 millones de personas. Los más de 2 mil jóvenes procedentes de América Latina, el Caribe y África se forman como médicos comunitarios de profunda vocación social y una alta preparación científica, técnica, ética y humanística en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) con sedes en Cuba y Venezuela. La construcción y consolidación de un Espacio de Interdependencia, Soberanía y Solidaridad Económica a través del Tratado de Comercio de los Pueblos, el SUCRE y el Banco del ALBA y la defensa perenne de todos los pueblos del ALBA contra el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba.

“La Alianza – dijo Canel-Bermúdez- es un paradigma incuestionable de solidaridad …entre nosotros no caben chantajes.

“Somos conscientes de nuestro potencial colectivo de acuerdo con nuestras propias necesidades para convertirnos en actores decisivos de nuestro tiempo. Necesitamos poner los limitados recursos que tenemos en lo fundamental.

“La coyuntura actual demanda aún más la unidad entre nuestros países. Se impone la convicción inquebrantable de que Nuestra América es una sola.
“La agresividad del imperialismo se dirige hoy contra los valores más genuinos, les molesta la solidaridad que nos caracteriza”, puntualizó.

Asimismo, destacó que “aun con sus deficiencias, el ALBA-TCP ha logrado proyectos para unir potencialidades de los países miembros en beneficio de la alimentación, el medio ambiente, la ciencia y la tecnología, el comercio justo, la cultura, la educación, la energía, la industria, la minería, la salud, las telecomunicaciones, el transporte y el turismo”.

Destacó además las convicciones de “nuestros países” en defender de las políticas agresivas del imperialismo a los pueblos progresistas de nuestra América, particularmente contra Venezuela y Nicaragua.

En este sentido enfatizó: “Hoy me interesa destacar particularmente, el poder político y moral de nuestra alianza… Como dijo Fidel, solo unidos podemos rechazar el injusto orden económico-político mundial, que pretenden imponer a nuestros pueblos. Defendamos entonces las nobles ideas que compartimos en el ALBA-TCP”.

Nicolás Maduro, por un desarrollo económico independiente de los EE.UU.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó en la sesión de la XVI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que el crecimiento, desarrollo de producción y distribución de riqueza independientes de los EE.UU. es la máxima que deben seguir los países miembros del ALBA-TCP.
“El pensamiento económico de nuestros países tiene que evolucionar hacia una visión latinoamericanista y caribeña, hacia una visión unionista”, dijo el mandatario.

Maduro afirmó que América Latina es una zona en dura disputa y repudió la ofensiva en contra de los Gobiernos progresistas de la región, tal como lo hiciera su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel en el discurso inaugural.
“Todos los días nuestros pueblos responden con obras, con democracia, con votos”, expresó.

Asimismo, gradeció el apoyo de los doce países miembros del ALBA-TCP por su incondicional apoyo y solidaridad con Venezuela en estos “meses y años de batalla dura por la verdad, por la paz”.

El presidente también rememoró la hermandad entre Hugo Chávez y Fidel Castro, fundadores y artífices del ALBA y que cumple este día 14 años.
“El ALBA ha sido y es el único proyecto de integración y unión de los pueblos de América Latina y el Caribe que ha sabido llegar al hogar del humilde, a la vida del humilde, llevar amor, salud, educación, solidaridad, vida, presencia. No hay otro”, puntualizó el mandatario.

Evo Morales: Hay nuevas formas de golpismo e intervencionismo

El presidente boliviano, Evo Morales denunció también en la Cumbre del ALBA-TCP los nuevos intentos golpistas de EE.UU. contra el área.
En su discurso, aseguró que los ataques del imperialismo se ven enfrentados a los “movimientos sociales y el pueblo organizado” quienes responden “con mucha claridad ideológica y programática, basada en la soberanía económica, política, social y cultural”.

Agradeció el trabajo de quienes fueron sus hermanos de lucha, Fidel Castro y Hugo Chávez, por crear e impulsar el ALBA y los programas sociales que han beneficiado a miles de hombres, mujeres y niños en la región.

El presidente boliviano expresó asimismo que el mejor homenaje a estos líderes “es jamás abandonar el legado que nos dejaron”.

El Gobierno del presidente boliviano enfrenta desde hace dos semanas violentas protestas de la oposición, tras la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia de habilitar bajo las leyes de la Constitución, la candidatura de Evo Morales para las elecciones primarias en enero de 2019.

Ortega: La civilización que nos quieren dar como la “ejemplar” se mata entre ella misma

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega fue el encargado de cerrar la ronda de discursos en la inauguración de la XVI Cumbre del ALBA-TCP que tiene lugar en La Habana, Cuba.

En primera instancia el líder sandinista reafirmó su apoyo al presidente Nicolás Maduro al expresar sobre su presencia en Venezuela en enero próximo para la toma de posesión del mandatario bolivariano.

Afirmó además que “esta reunión en el 14 aniversario del ALBA, trae lo que es un valor que ha estado presente en la historia de la humanidad en la lucha de los pueblos… la lucha por la libertad, la justicia y la paz”.
“En estos tiempos la esclavitud la impone la tiranía del capitalismo global, son otras modalidades de esclavitud, pero al final de cuentas es esclavitud. La riqueza sigue concentrada en unos pocos y la pobreza se multiplica en una gran mayoría”, precisó.

Sobre las potencias económicas del mundo que pretende implantar la hegemonía de sus modelos, Ortega expresó: “La primera guerra mundial no se originó con países del tercer mundo, se originó entre los países del primer mundo de la época para dominar el mundo. Se han destrozado ellos mismo y han provocado dolor y muerte en sus pueblos. Estamos hablando de la cultura que se nos presenta como la civilización ejemplar, matándose entre ellos”.

“La Corte internacional de la Haya cuando le correspondió abordar el tema del respeto de la soberanía territorial dijo que es una de las bases esenciales para la paz. Las acciones y los ataques que se lanzan al mundo de parte de la potencia norteamericana y otras potencias no tienen ninguna sustentación legal, son crímenes de guerra.

“El gobierno de EE.UU. está utilizando a la OEA una vez más, la historia de la OEA es intervención militar, no nos podemos olvidar de la intervención de República Dominicana. Las tropas de Somoza acompañaron la intervención de Republica Dominicana y quieren repetir la historia. No quieren aceptar que el mundo ha entrado en un proceso de cambio multipolar”, dijo.

Recordó además las decenas de derrotas de EE.UU. en Naciones Unidas, donde la mayoría de los países votan para que se suspenda el bloqueo a Cuba, “pero el imperio no le importa y no respeta la democracia”.

Sobre el ALBA enfatizó que ésta no se ha desintegrado, “no se ha rendido y eso es lo que tiene más desesperado al imperio”.

Be the first to comment

Deja un comentario