junio 15, 2021

Bono Juana Azurduy, para proteger y salvar vidas en Bolivia

La Paz-. El Gobierno del presidente Evo Morales creó el bono Juana Azurduy, incentivo económico y de productos nutricionales para garantizar la salud de las madres y de los bebés en Bolivia, hace 10 años, en mayo de 2009.

Es que Bolivia celebra cada 27 de mayo el Día de la Madre, en homenaje a las mujeres de este país que lucharon contra el colonialismo español por la liberación del pueblo y con motivo de esa fecha, Morales estableció dicho incentivo hace una década.

El Bono lleva ese nombre en homenaje a Juana Azurduy de Padilla (1780-1862), quien peleó incluso estando embarazada y perdió a sus hijos en la lucha contra las tropas españolas de la conquista.

Desde 2009, más de dos millones de madres y de niños bolivianos se beneficiaron con esta iniciativa, que tiene el objetivo de reducir la mortalidad materno-infantil y la desnutrición crónica en menores de dos años.

‘Celebramos 10 años del Bono Juana Azurduy, una de las mayores políticas sociales del Proceso de Cambio para el pueblo. Gracias a la nacionalización de nuestras empresas y recursos naturales tenemos estabilidad económica para garantizar la salud y bienestar de las madres y los recién nacidos’, escribió el presidente Evo Morales en su cuenta en la red social Twitter.

Este Bono, entregado a las gestantes, tiene como condición el cumplimiento de cuatro controles prenatales, parto institucional y control postparto. También favorece a menores de dos años para que reciban, cada dos meses, 12 controles integrales de salud.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, destacó que esta política social premia el esfuerzo de las madres de acudir a los controles prenatales para velar por su salud y la de su bebé.

‘La mayoría de las madres en este país somos mujeres que trabajamos, nos esforzamos, y una de las razones principales para nuestro esfuerzo, para nuestro sacrificio, son nuestros niños’, expresó.

Esta política de Estado garantiza que ninguna mamá en el país deje de hacer sus controles prenatales, los cuales ayudan a garantizar el bienestar de la gestante y su futuro hijo.

‘Cada vez más mamás cumplen con el control prenatal y tienen pactos institucionalizados, en un centro de salud o un hospital, lo que genera que disminuya la mortalidad materna en el país. Son medidas para garantizar que la decisión de una mujer de ser madre no ponga en riesgo ni su vida ni la de su niño’, celebró Montaño.

Además, informó que con ese fin más 600 médicos del Ministerio de Salud brindan atención en los 339 municipios del territorio nacional.

Los beneficios de este programa fueron ampliados desde 2015, con la implementación del Subsidio Universal Prenatal por la Vida, que consiste en la entrega de alimentos nutritivos a madres gestantes.

A partir del quinto mes de gestación se entregan paquetes alimenticios, que hasta la actualidad beneficiaron a un total de 343 mil 400 mujeres, según datos del Ministerio.

Mónica Nina es una joven madre beneficiada. Ella vive en La Paz y su niño tiene ocho meses. Según explicó a Prensa Latina, durante su embarazo recibió el subsidio y luego del nacimiento del bebé se inscribió para el bono Juana Azurduy.

Nina expresó su agradecimiento al Gobierno por apoyar a las madres bolivianas. En su opinión, este programa fue una gran idea, porque las ayuda en la etapa del embarazo y contribuye al desarrollo de los bebés.

Laura Quispe, quien tiene seis meses de embarazo, afirmó que desde su quinto mes de gestación se alimenta con el subsidio prenatal.

Asimismo Lourdes Chuquimia resaltó: ‘las mamás cumplimos un papel muy importante en la alimentación de nuestros hijos desde que se forman hasta su crecimiento. El bono Juana Azurduy ayuda a que nuestros hijos no sean desnutridos. Con ese problema batallaban antes nuestras madres, abuelas, quienes no se alimentaban y nadie se preocupaba de ellas’.

Nutribebé, por ejemplo, es uno de los alimentos que se entregan y se caracteriza por una fácil preparación, pues no necesita cocción, además cuenta con más de 20 micronutrientes, como las vitaminas A, B, C, E y calcio, fósforo, zinc, hierro y yodo, entre otros.

‘Es el primer gobierno que piensa en las madres, el incentivo económico y los alimentos ayudan a las mujeres a seguir adelante, en especial a las mamás solteras que no cuentan con apoyo’, manifestó, por su parte, Judith Mamani.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, las mujeres reciben 50 bolivianos (siete dólares aproximadamente) por cada control prenatal, 120 (17) al momento del parto y otros 125 (18) por la revisión médica del recién nacido, cada dos meses, hasta los dos años de vida. Un total de mil 820 bolivianos (unos 263 dólares).

Una encuesta de Demografía y Salud publicada en 2016 destacó que el bono Juana Azurduy y otras políticas sociales implementadas por el Estado, desde 2008, disminuyeron la tasa de mortalidad infantil en 52 por ciento y la desnutrición crónica descendió en casi el 50 por ciento.

El presidente también anunció la posibilidad de mejorar ese beneficio. ‘Es toda una política y esperamos que, con la participación de las hermanas, estos bonos y los programas sociales sean mejorados permanentemente’, aseguró.

Por su parte, la ministra de Salud expresó: ‘no hay mejor inversión de un Gobierno que aquella destinada a proteger y salvar la vida, y lo estamos haciendo juntos. Como mujer, madre y médica quiero resaltar y agradecer que estas políticas de Estado están cambiando la vida de millones de madres y niños en nuestro país’.

Be the first to comment

Deja un comentario