marzo 31, 2020

Basta de la violencia impulsada por Camacho y De Mesa


Editorial cambio-.


Grupos de choque fascistas/racistas que se oponen al voto popular, a la democracia, a la Constitución y que antes actuaron en Santa Cruz y Cochabamba intentaron anoche tomar por la fuerza las instituciones en la plaza Murillo, en la ciudad de La Paz, mientras sus líderes decidieron optar por la violencia —en lo que denominaron como el Día “D”— antes que por el camino de la institucionalidad y el respeto a la Constitución.

Esos dos sucesos se registraron ayer. Por un lado, una reunión de cocaleros de los Yungas, a la que asistieron los cívicos Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, fue el antecedente para que los grupos de choque se lanzaran para tomar las instalaciones públicas ubicadas en la plaza Murillo.

Según el discurso de Pumari, “se viene el Día ‘D’ (…) Hoy todos a las calles, a la lucha que no hay descanso”.

Día “D” es un término usado para indicar un ataque o una operación de combate. Se utiliza para referirse al 6 de junio de 1944 en la Segunda Guerra Mundial, día en el que comenzó a ejecutarse la denominada Operación Overlord, que consistía en llevar a cabo un gran desembarco en las playas de Normandía.

Según reportes de las redes sociales digitales, varios buses con activistas se trasladaron ayer a la sede de gobierno.

En ese contexto, los grupos de choque usaron bombas molotov y dinamita en La Paz, según el informe de una periodista del canal televisivo Unitel.

Estas organizaciones evidencian una estrategia mediática, es decir que operan en horas de la noche, aproximadamente a partir de las 20:00, cuando los noticieros de televisión están en sus horarios estelares. Es decir, reciben el beneficio de transmisiones en directo y amplia cobertura informativa.

Esas bandas comenzaron a ser visibles tras la convocatoria del candidato perdedor Carlos de Mesa, quien convocó a movilizaciones en contra de un presunto fraude que hasta ayer no pudo demostrar con una sola prueba. Tras su convocatoria, se destapó la caja de Pandora ya que vándalos incendiaron y saquearon Tribunales Departamentales Electorales en seis departamentos, hicieron corretear a collas, vejaron a la Alcaldesa de Vinto, agredieron a mujeres de pollera y campesinos en Cochabamba.

Al respecto, el vicepresidente Álvaro García Linera convocó ayer a que Camacho y De Mesa llamen a sus seguidores a que no continúen con sus acciones de violencia.

“Señor (De) Mesa, señor Camacho, basta de promover la violencia, acepten la vía institucional y democrática: la auditoría de la OEA. No promuevan la violencia, no hagan daño a más gente, no provoquen más muertes”, sostuvo. El miércoles, en Cochabamba, una marcha de mujeres campesinas que exigía la pacificación fue atacada por motociclistas y seguidores de Comunidad Ciudadana.

Otra turba agredió a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, quien fue “arrastrada, golpeada, pisoteada. Una mujer contra 500, le echaron pintura en el cuerpo, la golpearon, la amenazaron de muerte por el hecho de tener ideas, lo que para esa gente es un delito, ser humilde es un delito, tener una pollera es un delito. Nunca pasó eso en democracia”, enfatizó García Linera.

“Esta violencia la representan ellos (los opositores), este miedo, esta agresión a las mujeres, ¿acaso no vivimos del alimento que producen las mujeres?, ¿por qué echarlas de la ciudad?; fue una página de vergüenza, escarnio y humillación de la mujer de pollera, al trabajador, al campesino, al indígena. ¡Que nunca más se vuelva a repetir en la historia de Bolivia! (…) esa es la amenaza que ellos hacen a la población”, agregó.

Nada de esa violencia, de ese racismo ni los grupos fascistas hubieran resurgido si es que Carlos de Mesa aceptaba su derrota en las urnas.

“Señor (De) Mesa, señor Camacho, basta de promover la violencia, acepten la vía institucional y democrática: la auditoría de la OEA. No promuevan la violencia, no hagan daño a más gente, no provoquen más muertes”, sostuvo el vicepresidente Álvaro García.

Be the first to comment

Deja un comentario