junio 18, 2021

Gobierno de facto pretende perpetuarse en Bolivia

La Paz-. El gobierno de facto de Bolivia confirmó su intención continuista, al proponer uno de sus miembros abiertamente la candidatura de la presidenta del régimen, Jeanine Áñez, como ‘salvación’ ante una eventual derrota electoral.

El ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, opinó hoy que Áñez debe ser candidata, ante la creciente división de los partidos de derecha que abre el paso a una victoria electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales, obligado a renunciar por una ola de violencia y presiones militares.

‘Si usted me pregunta a mi qué opino yo, como Arturo Murillo, ante el desastre de la dispersión y todo lo que está pasando, yo creo que la única salvación de este país es que doña Jeanine Añez sea nuestra candidata’, expresó, señalando que para ello no tendría que renunciar a la jefatura del Estado.

Paradójicamente, Murillo cuestionó, cuando era senador, la norma constitucional que autorizaba la candidatura del presidente Evo Morales, alegando que el mandatario iba a usar los recursos del Estado para su campaña.

La propuesta del ministro fue precedida por un sugerente mensaje de su colega de Justicia, Álvaro Coimbra, quien ‘#y si fuera ella?’ junto a una bandera boliviana, un sutil lanzamiento de la candidatura de Áñez.

La posible candidatura de Áñez es desde hace días materia de trascendidos y rumores y amaga sobre las ambiciones electorales del centro-derechista Carlos Mesa, el pronorteamericano Jorge Quiroga y el racista y fundamentalista religioso Luis Fernando Camacho, entre otros candidatos anunciados.

Camacho adelantó ayer su rechazo a la posible postulación, evidenciando que esta no unirá a la derecha, pues generará controversia y no impedirá la división.

‘Ella tiene un compromiso, ella tiene una ética que cumplir’, dijo Camacho recordando la reiterada promesa de Áñez de permanecer en el cargo solo para entregar el cargo a quien sea elegido en los comicios convocados para el 3 de mayo.

‘Confiamos en ella y creemos que ese mandato que recibió la presidenta va a ser confirmado frente al pueblo boliviano’, dijo el político derechista, quien jugó un rol protagónico en la escalada contra Morales.

Señaló que con anterioridad el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo a título personal que la jefa del régimen debería ser candidata por su supuesta capacidad de gobernar.

No solo es un tema de palabra, es un tema de consecuencia respecto a lo que significaría si ella va, no porque vaya o no a ganar, sino porque ahora está cumpliendo un compromismo de asumir el liderazgo del pais (?)’, dijo Camacho a los medios en pasadas horas.

Recordó que ‘ella misma dijo que no sería ético que ella sea candidata, pero no porque alguien le tenga miedo a su candidatura, le tenemos preocupación a que el país pueda estar inestable a raíz de una mala decisión’.

Por su parte, la socióloga y activista social María Galindo denunció las pretensiones de Áñez, señalando que en su mensaje del pasado miércoles -por el Día del Estado Plurinacional- habló como si fuera a seguir gobernando, sin haber sido elegida por nadie.

Galindo comentó que la presidenta de facto no asume que su gobierno es transitorio, solo para convocar elecciones, y añadió que ‘tiene ambición de quedarse en el cargo’.

Be the first to comment

Deja un comentario