febrero 28, 2020

Funcionario corrupto de gobierno de facto abandona Bolivia

La Paz-. El exgerente de la estatal boliviana Empresa de Telecomunicaciones S.A (Entel) Elio Montes abandonó hoy el país rumbo a Estados Unidos pese a las acusaciones de corrupción que le obligaron a dimitir del cargo.

Montes es el centro de un escándalo en el que se le acusa de desfalcar millones de bolivianos al presupuesto de la compañía para costear operaciones fuera de lo legal a poco más de 80 días de designado al frente de la misma por el Gobierno de facto presidido por Jeanine Áñez.

El exfuncionario fue fotografiado a bordo del vuelo 762 de Boliviana de Aviación con rumbo a la ciudad estadounidense de Miami, lo que pone en entredicho al ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien asegura en el país andino-amazónico no hay tolerancia a la corrupción.

De acuerdo con datos proporcionados por Entel, Montes desembolsó 868 mil 998 bolivianos (126 mil 667 dólares según la tasa del Banco Central de Bolivia) para pagar salario a 13 funcionarios cuyo pago tope sobrepasó en más del doble.

También gastó 94 mil 255 bolivianos (13 mil 739 dólares) en la compra de 11 teléfonos móviles para el Ministerio de la Presidencia y empleó 55 mil 152 (8 mil 39 dólares) en pagos de hotel.

Sin embargo, la cifras se multiplican exponencialmente con el desembolso de 1 millón 110 mil bolivianos (161 mil 807 dólares) para el patrocinio durante un año del piloto de rally Eduardo Paredo, y el alquiler, por un monto aun no revelado, de una avioneta para uso personal.

Sobre la salida del exfuncionario del país en medio de acusaciones tan serias, autoridades de migración de la citada terminal aérea refirieron que sobre Montes no pesa orden de detención alguna o proceso judicial que impida viaje al extranjero.

La actitud del Gobierno de facto respecto al escándalo de Entel contrasta con la asumida hacia exfuncionarios de la gestión del expresidente Evo Morales, acusados formalmente de corrupción y otros cargos asociados sin pruebas.

Be the first to comment

Deja un comentario