octubre 24, 2020

Indignación en Argentina por espionaje en caso del ARA San Juan

Buenos Aires-. Con el dolor a cuestas por perder a sus seres queridos, los familiares de las 44 víctimas del submarino argentino ARA San Juan en 2017, expresan hoy su indignación por los espionajes en su contra.

Casi tres años después de la angustia y desesperación que vivieron por conocer del paradero de sus seres queridos, las familias de los tripulantes del sumergible, que yace a 907 metros de profundidad en el Atlántico Sur, fueron sorprendidas con la noticia que durante la gestión de Mauricio Macri los servicios de inteligencia le hicieron seguimientos.

El estupor se siente entre las madres, padres, esposas, hijos que estuvieron día y noche haciendo fuerza para que el Gobierno anterior pusiera todo a su alcance en busca de rescatar al sumergible, cuyo rastro se perdió el 15 de noviembre de 2017 cuando regresaba desde la distante Ushuaia a Mar del Plata.

‘En vez de ocupar su tiempo y presupuesto en buscarlos, lo gastaron marcándonos a nosotros como si fuéramos un peligro latente’, declaró a la prensa Isabel Polo, hermana del cabo primero de la Armada Daniel Alejandro Polo.

En rueda de prensa, la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, quien presentó pruebas de los espionajes a la justicia, destacó el carácter ilegal de esta acción contra los familiares, en abierta violación a la ley de inteligencia nacional.

No estábamos hablando de terroristas ni de crimen organizado sino de un grupo de familiares que buscan a sus seres queridos. Resulta perverso este espionaje, sostuvo Caamaño tras añadir que esta denuncia se inscribe dentro de un proceso de normalización institucional que lleva adelante la AFI.

El espionaje fue una práctica recurrente en la administración anterior, sentenció la interventora, en referencia a las varias causas abiertas contra exfuncionarios del anterior gobierno por este tipo de procedimientos contra un gran arco de personalidades en el país.

Por su parte el ministro de Defensa, Agustín Rossi, sostuvo que además de ser ilegal esta acción fue profundamente inhumana. En el momento donde los familiares le reclamaban al estado investigar y donde estaba el ARA San Juan, la respuesta del Estado fue espionaje, remarcó.

En horas de la mañana la interventora de la AFI presentó ante la justicia federal de Mar del Plata material probatorio que incluye seguimientos, fotografías e informes elaborados sin autorización judicial contra los familiares y se pidió que sea citado a indagatoria el expresidente Macri en su calidad de responsable de fijar la política de inteligencia.

Be the first to comment

Deja un comentario