agosto 1, 2021

Red Andina de Información pide indagar en Bolivia y EEUU denuncias sobre segundo intento de golpe

Katryn Ledebur, directora de la Red Andina de Información, desde Washington (Estados Unidos), dijo que el envío de mercenarios para desestabilizar gobiernos progresistas es un “patrón” que antes se dio en Venezuela y después se intentó en Bolivia, por lo que estos hechos deben ser investigados en el país y en EEUU.

De esa manera, Ledebur se refirió a las denuncias publicadas este jueves en la revista The Intercept, de Estados Unidos que revelaron que Bolivia estuvo al borde de un nuevo golpe de Estado y una invasión armada de mercenarios estadounidenses tras la victoria electoral del presidente Luis Arce, en octubre de 2020.

Según la publicación, que incluye grabaciones, a partir de audios y correos electrónicos interceptados, el exministro de Defensa del régimen de Jeanine Áñez, Luis Fernando López, lideró las gestiones para desatar una nueva interrupción violenta de la democracia boliviana.

Según las indagaciones, estuvo involucrado el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, y que el plan se frustró debido a desacuerdos entre ambos por la posibilidad de una masacre mucho mayor a las perpetradas durante el régimen de Áñez.

Al respecto, Ledebur destacó la credibilidad de los periodistas que denunciaron el segundo intento de golpe de Estado en Bolivia y dijo que esos reporteros fueron premiados por otros trabajos de investigación. La revista The Intercept tuvo un papel relevante en las denuncias sobre Edward Snowden, un exanalista de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU que denunció documentos secretos sobre los programas de vigilancia masiva PRISM y XKeyscore.

“Justo el mismo año (2020) se descubrió también la presencia de mercenarios norteamericanos tratando de llevar a cabo un golpe en Venezuela. No es un hecho aislado lo que ocurre en Bolivia. Se denota un patrón de estos grupos y fuerzas de seguridad que son exmilitares que buscan como negocio, pero también como una actividad de ultraderecha intervenir en las democracias en América Latina y alrededor del mundo”, manifestó la directora de la Red Andina de Información.

Añadió que se debería investigar a profundidad el rol de Arturo Murillo en estos intentos golpistas ya que, junto a Luis Fernando López, ambos estuvieron involucrados en la compra ilegal y con sobreprecio de gases lacrimógenos.

“Es un dúo que está implicado en varios delitos de lesa humanidad y delitos financieros”, indicó.

Ledebur dijo que las denuncias de The Intercept deben ser investigadas en Bolivia y en EEUU.

Be the first to comment

Deja un comentario