septiembre 28, 2021

El crédito del FMI y sus responsables


Por Miguel Ángel Marañón Urquidi * -.


La defensa del exViceministro del Tesoro y Crédito Público del régimen de Añez, arrestado por el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), se basa en dos supuestos elementos que lo liberarían de toda responsabilidad.
Indican que el exViceministro no firmó ningún crédito y que una rúbrica no lo hace responsable. En este aspecto debemos manifestar que de acuerdo a los incisos g) e i) del Artículo 56 del Decreto Supremo 29.894, el Viceministerio del Tesoro y Crédito Público debe participar en la negociación y contratación de nuevos créditos externos, así como en controlar la deuda pública interna y externa, por tanto la exautoridad es responsable de dicho crédito, ya sea por acción o por omisión, y no necesita estampar su firma en los créditos externos, ya que está como una de sus funciones específicas.

El segundo argumento indica que la acción financiera realizada no era un crédito, sino que más bien se constituía en una devolución de cuotas al país. Nada más falso, debido a que el 11 de mayo de 2020 el FMI aprueba “créditos rápidos” para 11 países (incluido Bolivia), mismo que especificaba un interés anual del 1%; este crédito quedó ratificado por el Viceministro en una entrevista en un medio cruceño del 18 de junio de 2020, donde indicó que este “crédito tiene condiciones mucho más favorable que los créditos asumidos durante los 14 años del exministro de Economía, Luis Arce”. Vale decir que la exautoridad sí aceptaba que era un crédito externo cuando el periodista le indica qué opciones tomaría ya que la Asamblea no “quería aprobar” la Ley correspondiente, respondiendo que se haría un Decreto Supremo para autorizar el mismo.

El Artículo 322 indica que la Asamblea Legislativa autorizará la contratación de deuda pública demostrando la capacidad de generar ingresos para cubrir el capital e intereses, artículo que fue ignorado no solo por el entonces Viceministro, sino también por el Ministro de Economía del régimen.

Es lamentable que excelentes profesionales, que además ejercen como catedráticos universitarios, tengan que caer en la trampa de politiqueros que en el afán de darle un carácter técnico a las “irregularidades” en el que incurren, hacen que estos profesionales cometan errores y hasta delitos al ignorar procedimientos legales.

El contratar deuda externa, y más de instituciones internacionales, está acompañado no solo de deberes financieros (pagar intereses), sino igualmente de aplicar los lineamientos de estas entidades, tales como el de cuidar el déficit fiscal, así como el tipo de cambio para favorecer las exportaciones (devaluaciones), entre muchas otras, como se daba en la década del 90.

El daño económico que se hubiera generado al país va más allá del pago de intereses (24 millones de dólares), nuevamente hubiéramos estado a merced de los lineamientos del FMI, los que solo trajeron pobreza y atraso en el tema económico. Pero la responsabilidad no solo es del exViceministro, lo es también de la MAE, es decir, del exMinistro de Economía, ambos deberán asumir su responsabilidad.


* Economista.

Be the first to comment

Deja un comentario