septiembre 28, 2021

Guerra mediática, punta de lanza para la intervención

La Habana-. La guerra mediática de Estados Unidos contra Cuba y otros países busca preparar las condiciones subjetivas para legitimar una intervención, advirtió hoy el abogado y político boliviano Hugo Moldiz.

En entrevista con Prensa Latina, vía internet, Moldiz abordó diversos temas, como el uso de las redes sociales y los medios de comunicación para atacar a los gobiernos, la campaña para imponer un ‘corredor humanitario’ sobre Cuba y la complicidad de la OEA con la estrategia norteamericana para la región.

‘Estados Unidos desarrolla contra Cuba, Venezuela, Nicaragua y otros países el concepto de guerra total y permanente, y uno de sus componentes es la guerra mediática, no convencional, en la que la mente se convierte en el campo de batalla’, afirmó.

‘Es –dijo- la avanzada, la punta de lanza donde se van preparando las condiciones subjetivas dentro del país que se va a intervenir’.

De acuerdo con el también investigador y periodista, los disturbios ocurridos el 11 de julio en la mayor de las Antillas fueron una cabeza de playa de un plan intervencionista, pero al igual que en 1961, cuando el ataque a Girón, el pueblo volvió a demostrar que puede derrotar la contrarrevolución.

Hugo Moldiz condenó las campañas que promueven un llamado corredor humanitario a través de las etiquetas #SOSCuba y #SOSMatanzas, y las declaraciones del presidente norteamericano, Joe Biden, quien calificó a Cuba como un Estado fallido.

‘Todos sabemos que la propuesta de un corredor humanitario en realidad forma parte de una estrategia político militar intervencionista. Esa ha sido una constante en la historia de Estados Unidos en América Latina y el mundo. La política exterior norteamericana no suele tener grandes variaciones al respecto’, aseguró.

Para el político boliviano ‘Estados Unidos no cree en el equilibrio del poder, lo reconoce el propio exsecretario de Estado, Henry Kissinger, en su libro La diplomacia, y en la medida en que no creen en eso, creen ser los amos y dueños de América Latina y el Caribe’.

Moldiz se refirió también a las recientes declaraciones del alto representante para la política exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien se hizo eco de la campaña para desestabilizar a Cuba.

‘Este representante lo que hace es pensar el mundo desde la visión norteamericana. Lejos está el sueño incluso de un nacionalista de derecha como el expresidente francés Charles de Gaulle, quien decía que los europeos deberían pensar desde Europa y no desde Estados Unidos’.

Moldiz fue ministro de Gobierno de Bolivia en 2015, y después del golpe de Estado contra el presidente Evo Morales en noviembre de 2019 se vio obligado a pedir asilo en la embajada de México en La Paz donde permaneció durante un año junto a varios funcionarios, a los que el régimen de facto negó el salvoconducto para salir del país.

En su conversación con Prensa Latina reflexionó sobre las recientes declaraciones del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien propuso reemplazar a la Organización de Estados Americanos (OEA) por un organismo autónomo, no lacayo de nadie.

‘Lo que ha propuesto el presidente López Obrador es un anhelo latinoamericano. La OEA ha demostrado ser absolutamente ineficiente y sobre todo cómplice de la estrategia norteamericana para el continente’, recordó.

Entre los ejemplos citó el apoyo de la OEA a los gobiernos de la doctrina de la seguridad nacional en las décadas de 1960 y 1970 y su complicidad con las invasiones estadounidenses a Panamá, República Dominicana y Granada, así como con la agresión británica a la Argentina en las islas Malvinas.

Ante este escenario, declaró, es necesario fortalecer a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como un espacio regional sin la presencia de Canadá ni de Estados Unidos.

El político boliviano abogó por sustituir a la OEA por un organismo autónomo que respete el principio de la no intervención, la no injerencia y la autodeterminación de los pueblos, y que lleve adelante una integración emancipadora y no de subordinación.

Be the first to comment

Deja un comentario