septiembre 27, 2021

Separata Rearmando la Bolivia Plurinacional (+ PDF)

Un proyecto llamado Bolivia

Bolivia, como hecho político y social, nace a la existencia un 6 de agosto de 1825, primer aniversario de la victoria de la batalla de Junín, con el Acta de Independencia de las Provincias del Alto Perú, proclamada por la Asamblea General Deliberante compuesta por 48 representantes de La Paz, Charcas, Potosí, Cochabamba y Santa Cruz. El documento señala la voluntad de los departamentos del Alto Perú de erigirse como Estado soberano e independiente de la corona española y todas las naciones del nuevo y viejo mundo, así como de las repúblicas vecinas.

“La representación soberana de las provincias del Alto Perú, profundamente penetrada del grandor e inmenso peso de su responsabilidad para con el cielo y con la tierra, en el acto de pronunciar la futura suerte de sus comitentes, despojándose en las arcas de la justicia de todo espíritu de parcialidad, interés y miras privadas; habiendo implorado, llena de sumisión y respetuoso ardor, la paternal asistencia del Hacedor santo del orbe, y tranquila en lo íntimo de su conciencia, por la buena fe, detención, justicia, moderación y profundas meditaciones que presiden a la presente resolución, declara solemnemente al nombre y absoluto poder de sus designios representados; que ha llegado el venturoso día en que los inalterables y ardientes votos del Alto Perú, por emanciparse del poder injusto, opresor y miserable del rey Fernando VII, mil veces corroborados con la sangre de sus hijos, con sendas con la solemnidad y autenticidad que al presente, y que cese para con esta privilegiada región la condición degradante de colonia de la España, junto con toda dependencia, tanto de ella, como de su actual y posteriores monarcas: que en consecuencia y siendo el mismo tiempo interesante a su dicha, no asociarse a ninguna de las repúblicas vecinas, se erigen en un estado soberano e independiente de todas las naciones tanto del viejo como del nuevo mundo; y los departamentos del Alto Perú, firmes y unánimes en esta tan justa y magnanima resolución, protestan a la faz de la tierra entera, que su voluntad irrevocable es gobernarse por sí mismos y ser regidos por la constitución, leyes y autoridades que ellos propios se diesen y creyesen más conducentes a su futura felicidad en clase de nación, y el sostén inalterable de su santa religión católica, y de los sacrosantos derechos de honor, vida, libertad, igualdad, propiedad y seguridad. Y para la invariabilidad y firmeza de esta resolución, se ligan, vinculan y comprometen, por medio de esta representación soberana, a sostenerla tan firme, constante y heroicamente, que en caso necesario serán consagrados complacer a su cumplimiento, defensa e inalterabilidad, la vida misma con los haberes y cuanto a hidrato para los hombres”, señala la declaración.

Seis días después, un 11 de agosto, los mismos representantes, reunidos en la Asamblea General del Alto Perú, denominarían al naciente Estado República Bolívar, en agradecimiento al prócer Simón Bolívar, libertador de Colombia y del Perú. El documento por medio del cual harían esto también declararía a Bolívar como cabeza del Supremo Poder Ejecutivo de la República y a Antonio José de Sucre como encargado inmediato del mando de los Departamentos de la República. Se ordena, al mismo tiempo, la construcción de monumentos y efigies a lo largo y ancho del territorio nacional en honor a ambos héroes, que, como se sabe, se propusieron metas más altas a través de un proyecto de liberación continental. Dos días después, un 13 de agosto, se promulgaría lo que algunos consideran la primera norma constitucional que sentaría las bases políticas y jurídicas del Estado boliviano. Dichas bases políticas del nuevo Estado, como son conocidas, constarían de siete artículos, de los cuales, sólo fueron aprobados los tres primeros, quedando pendientes los cuatro restantes. Dichas disposiciones fueron:

  • Primero: El Estado del Alto Perú se declara en su forma de Gobierno, Representativo Republicano.
  • Segundo: Este Gobierno es concentrado, general y uno para toda la República y sus departamentos.
  • Tercero: Él se expedirá por los tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judiario (judicial), separados y divididos entre sí.
  • Cuarto: El Legislativo residirá en un Congreso Nacional de representantes elegidos, convocados y reunidos en la forma que determine la ley.
  • Quinto: El ejecutivo será regulado por la misma ley: quedando por ahora establecido según el decreto de diez y seis de mayo, ya citado y conforme a lo prescrito por la Asamblea en su resolución de premios.
  • Sexto: El Judiciario está en los tribunales constituidos y en los que en adelante se establezca por la ley.
  • Séptimo: El objeto de estos tres grandes poderes será proteger y respetar los sagrados derechos del hombre en su libertad, seguridad y propiedad.

Meses antes, un 4 de julio de 1825, desde Cuzco, Bolívar había decretado la Abolición de los servicios personales de los indígenas, considerando en primer lugar, “que la igualdad entre todos los ciudadanos es la base de la Constitución de la República”. Aunque Bolivia se constituiría en un Estado independiente del que entonces presidía Bolívar, era de suponer que dicha disposición sería válida también para éste nuevo Estado. No obstante, la servidumbre de la población indígena y su exclusión de toda forma de participación política e incluso explotación económica, continuaría por más de un siglo hasta Constitución de 1938 promulgada por Germán Busch, que establecía que, “la esclavitud no existe en Bolivia. No se reconoce ningún género de servidumbre y nadie podrá ser obligado a prestar trabajos personales sin la justa retribución y sin pleno consentimiento”

A pesar de ello, la igualdad entre bolivianos fue apenas una formalidad a lo largo de toda nuestra historia y a través de sus 19 constituciones, desde que la primera fuera promulgada un 19 de noviembre de 1826. Por ello, la Constitución del 7 de febrero de 2009, promulgada por el entonces presidente Evo Morales Ayma y producto de un proceso constituyente abierto a raíz de la sublevación democrática de octubre de 2003, y traducida luego en la instalación de la Asamblea Constituyente en agosto de 2006, se constituye en un paso más para alcanzar la verdadera justicia en este proyecto inicialmente minoritario desde 1825, pero ahora abrazado por grandes mayorías, llamado Bolivia.

SEPARATA Rearmando A Bolivia

Be the first to comment

Deja un comentario